Historias del porno A la sombra de las estrellas

Aunque en su trayectoria en el porno ejerció sobre todo de secundaria, Cara Lott acabó entrando en el Salón de la Fama de un cine X al que se dedicó en cuerpo y alma en tres etapas diferentes.

Cara Lott
Paco Gisbert | 26/03/2018 - 10:00

Como en el cine convencional, en el cine X hay estrellas que trascienden su época, que pasan a la posteridad por muchos años que hayan transcurrido desde su retirada o su desaparición, y actrices que caen en el olvido nada más dejarlo. Estas últimas, condenadas a papeles secundarios durante casi toda su carrera, viven a la sombra de las estrellas y solo brillan fugazmente en algunas de sus películas o cuando mueren y ocupan un espacio en los medios de comunicación que habrían deseado en vida.

Cara Lott, fallecida el pasado 19 de marzo en Orange County, California, a causa de complicaciones renales agravadas por la diabetes que padecía, pertenece a este último grupo. Solo los aficionados más expertos recuerdan a esta rubia de pelo corto, delgada y flexible que entró en el porno a comienzos de los años 80, cuando el star system del cine para adultos norteamericano comenzaba a cambiar y llegaron al cine X las estrellas del VHS: Ginger Lynn, Traci Lords o Amber Lynn.

La historia de Cara Lott, nacida como Pamela Grace Weston en Huntington Beach (California) en 1961, es la típica de una chica crecida en el seno de una familia de clase media californiana. O al menos la que hemos visto en tantas películas de los 80: colegio, instituto, chicos, popularidad, experiencias sexuales, desmadre en grupo y, en su caso, la cercanía a la playa como forma de vida.

 

A por todas

Pero, cuando cumplió 18 años, atraída por el glamur de las chicas que aparecían en las páginas centrales de las publicaciones eróticas, le pidió a un amigo que le hiciera una foto con su Polaroid en lencería y tumbada sobre el piano que presidía el salón de la casa familiar.

Cara Lott

 

Satisfecha con el resultado, envió la foto a la redacción de la revista ‘Hustler’ con la esperanza de aparecer en la sección ‘Beaver Hunt’, consagrada a las instantáneas de tipo amateur, y ganar unos dólares para poder matricularse en la universidad. Pero cuál fue su sorpresa cuando unas semanas más tarde recibió una llamada de ‘Hustler’ en la que le proponían hacerle una entrevista con el fin de aparecer en las páginas centrales de la revista. Su sueño se cumpliría en diciembre de 1981, el mes en el que fue portada de la revista.

En la sesión de fotos para ‘Hustler’, la agencia de modelos World Modeling Agency contactó con ella para proponerle posar en publicaciones para adultos, en fotos con sexo explícito. Cara aceptó y, unos meses después, comenzó a aparecer en películas X como secundaria, tras protagonizar uno de los loops más excitantes de la serie ‘Swedish Erotica’.

 

En segundo plano

Eficaz actriz de reparto, a veces casi figurante, Cara participó en un centenar de películas X en la primera etapa de su carrera, que abarca diez años (entre 1981 y 1991), entre ellas algunos clásicos de los 80 como ‘Taboo II’, de Kirdy Stevens, o ‘Sweet Young Foxes’, de Bob Chinn, y se la puede ver en pequeños papeles en filmes convencionales como ‘Doble cuerpo’, de Brian de Palma, o ’52 vive o muere’, de John Frankenheimer.

Cara Lott

 

Además, Cara aparece en los créditos de decenas de películas eróticas japonesas, en las que fue contratada a mediados de los años 80, y bailó en numerosos clubes de los Estados Unidos, Canadá y Japón.

En 1991, Cara Lott abandonó el porno durante seis años para acabar sus estudios universitarios de Ciencias de la Salud, pero volvió brevemente en 1997 para participar en media docena de vídeos X, entre ellas ‘Sexcape’, el debut en el porno como director de Axel Braun.

Tras una segunda retirada para trabajar en empleos relacionados con sus estudios, Cara Lott regresaría a la industria de entretenimiento para adultos en enero de 2005, con 43 años de edad y convertida en una MILF, hasta su definitiva retirada en 2008. Dos años antes, la revista AVN la incluyó en el Salón de la Fama del porno, el espacio virtual reservado a las leyendas del cine para adultos.

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Riley Nixon: "El porno encaja a la perfección con mi estilo de vida"
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados