Alicia Silverstone aún está para sacarla a pasear

Seguimos con nuestro repaso a iconos eróticas que tienen ya una edad pero aún están muy lejos de que se les pase el arroz. Esta vez, nos fijamos en la actriz californiana de 41 años, que está tremenda en su última incursión en el cine.

Alicia Silverstone
Álvaro García Montoliu | 05/12/2017 - 10:17

Tras unas semanas de relativa tranquilidad se nos han acumulado en cartelera una serie de visionados obligatorios. Quizá la película con la que más nos corría el ansia viva por dentro era ‘El sacrificio de un ciervo sagrado’, la nueva locura que nos propone esa desquiciada mente griega que es Yorgos Lanthimos, el autor de la muy reivindicable ‘Langosta’, que aquí se confirma que está muy mal de lo suyo.

Al igual que su predecesora, ‘Sacrificio’ está filmada en inglés y cuenta con Colin Farrell (que repite tras ‘Langosta’) y Nicole Kidman. Ambos encarnan a un sólido matrimonio de médicos, él eminente cirujano y ella prestigiosa oftalmóloga.

Con su habitual registro gélido, Lanthimos nos adentra en la vida familiar de la pareja cargando el relato de diálogos de una engañosa cotidianidad, pues en la aparente placidez de la historia late un trasfondo perturbador y violento. Uno que lo ejemplifica un misterioso chico de 16 años con el que entabla amistad el protagonista.

Alicia Silverstone

 

Misterios cotidianos

Poco a poco, el crío se va introduciendo en la vida familiar sin que sepamos exactamente quién es y qué pinta ahí. De él solo nos quedan un par de cosas claras, que perdió unos años atrás a su padre y que el personaje de Farrell se erige como una especie de mentor.

Por insistencia del chaval, acaba visitando la casa de su madre, que interpreta una Alicia Silverstone por la que no parecen pasar los años. La estrategia del niño es reemplazar a su difunto padre por Farrell, sin embargo, este no está muy por la labor ya que se encuentra feliz en su matrimonio con dos guapísimos hijos con la muy de otro mundo Kidman. Y, ojo, no le culpamos. 

Lo que nos lleva a dos cuestiones. La primera es que se confirma el 2017 con el gran año del revival de Nicole Kidman, tras sus rutilantes apariciones en ‘Big Little Lies’ y ‘La Seducción’, donde se da la casualidad que también tiene ojos para Farrell. Lo segundo, y más importante, nos hace preguntarnos dónde diablos se había escondido Alicia Silverstone.

La actriz californiana, que recientemente cumplía 41 espléndidos años, fue una de las sex symbol más infartantes de la segunda mitad de los 90, encadenando papel tras papel, siendo quizá su Batgirl en ‘Batman & Robin’ su aparición cinematográfica más notorias. Tampoco fue desdeñable su participación en el videoclip de ‘Crazy’ de Aerosmith junto a Liv Tyler. Aún nos provoca sueños lúbricos.

Alicia Silverstone

 

Hollywood, que ya hemos dicho en algunos momentos que es una inclemente fábrica que crea y devora mitos femeninos a velocidad endiablada, fue olvidándose poco a poco de Silverstone y sus apariciones destacables empezaron a llegar a cuentagotas con el cambio de milenio.

En los últimos años la hemos visto involucrarse en mucho teatro, producción independiente y, sobre todo, una descomunal cantidad de bodrios para nada acordes con su extraordinario atractivo. Por eso nos alegra que Lanthimos se haya encargado de reivindicar su talento, aunque sea en un papel cortísimo. Porque preferimos tres minutos de Silverstone que de cualquier diva del montón.

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados