Lo tuyo no tiene nombre, Bree Daniels

Hemos repasado su carrera y buceado en sus tuits para constatar, estupefactos, hasta qué punto esta mujer de 25 años criada en una granja no es de este mundo ni de ningún otro que nos atrevamos a imaginar. Lo suyo, justo es reconocérselo, no tiene nombre.

Bree Daniels
Redacción | 26/02/2016 - 23:07

Por sus tuits las conocerás.

La mayoría de las actrices porno insisten en presentarse en sus entrevistas como ninfómanas en celo perpetuo que a duras penas podrían hablar de nada que no fuese sexo, tal vez porque el periodismo sobre temas genitales es algo que nadie, empezando por ellas mismas, suele tomarse muy en serio, y porque es lo que se espera de ellas.

Sin embargo, Twitter parece tener razones que la razón no entiende. Y leyendo la retahíla de tuits que Bree Daniels ha ido dejando sembrados en la red a lo largo de los años, uno descubre a una mujer tierna, sensata y contradictoria.

Una mujer de humor muy variable, adicta a los cortes de pelo estrambóticos, los tintes imposibles y la literatura de Clive Barker. Amante de la cerveza y los animales. Sociable, pero incapaz de convivir de manera continua con otros seres humanos porque necesita preservar su espacio vital. Hogareña pero muy partidaria del ocio al aire libre. De ideas políticas más bien progresistas pero aficionada a las armas. Procaz y exhibicionista pero también sorprendentemente tímida. Tan aficionada al porno extremo como a la ultraviolencia cinematográfica de Quentin Tarantino y, a la vez, capaz de pasarse las horas muertas escribiendo poemas o conmoverse hasta las lágrimas con el cine de animación japonés.

 

Solo con mujeres

Entre sus tuits abundan también las declaraciones de amor y deseo sexual a mujeres tan dispares como Malena Morgan, Ruby Rose o Nina Dobrev, porque Bree ha culminado en el último par de años su transición hacia el porno lésbico, arty y con pretensiones, y lo cierto es que nadie puede reprocharle que no se esté metiendo en el papel.

Atrás quedan los días en que la actriz se definía como pansexual para matizar a continuación que se acostaba con hombres en su vida privada y con mujeres ante la cámara. Hoy hace una apología permanente del amor femenino, para quitarse de una vez por todas el estigma de mercenaria de la tijera o ‘gay for pay’.

De nombre real Breanna Boland, nacida en una aldea de la Montana rural el 18 de noviembre de 1991, Bree a segura que decidió dedicarse al porno poco antes de cumplir los 19 años, cuando cayó en sus manos un ejemplar de la revista ‘Barely Legal’ en el que se pedían “modelos jóvenes dispuestas a todo”. Y ella estaba más que dispuesta a exhibirse y fornicar a destajo, porque, tras probar suerte como modelo convencional a los 15 años, solo encontraba trabajos modestos que no la motivaban en absoluto y ya había empezado a hacer sus pinitos como stripper y webcamer.

Además, según ha contado también, su sueño de adolescencia había sido siempre ser chica ‘Playboy’, porque admiraba a aquellas mujeres de carrocerías poderosas y actitud desafiante, como heroínas de un arte marcial llamado sexo, con las que se masturbaban sus compañeros de instituto. Quería sentirse objeto de deseo. Y no cabe duda de que lo consiguió.

Sus primeras escenas hardcore son de mediados de 2010, y las alterna desde entonces con sesiones fotográficas para revistas masculinas como ‘Hustler’, ‘Penthouse’ o ‘High Society’, en las que saca muchísimo partido de su belleza rotunda y exótica. Lo último que hemos leído de ella en su jardín de tuits es que le encantaría acostarse con las protagonistas de la serie ‘Orphan Black’ (por separado o todas a la vez, según especifica) o que, en su opinión, el porno está muerto si prospera, como es probable que ocurra, el proyecto de ley para hacer obligatorio el uso de condones en los rodajes porno que se realicen en el estado de California.

Este último tema preocupa tanto a Bree que incluso ha participado en actos de protestas y recaudaciones de fondos contra el proyecto. Al último de ellos acudió acompañada por sus colegas, amigas y amantes Vanessa Veracruz (otra que no es de este mundo) y Shyla Jennings.

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Reconciliamos y desnudamos a Sofía y Suso, la pareja más ardiente de 'Gran Hermano 16'
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados