Porn In The USA Bree Mills también está obsesionada con los 80

La más extravagante y más pop de las directoras del triple X contemporáneo está enamorada de los años 80. Ha vuelto a demostrarlo con la deliciosa serie ‘Girlcore’, cuyo primer capítulo nos trae a una irresistible Kenna James.

Girlscore
Álvaro García Montoliu | 25/10/2018 - 12:12

En el porno, existen pocos creadores más pop que Bree Mills y, en este sentido, la visionaria directora de Boston ha anunciado una nueva serie antología que se nutre de la eterna obsesión por los años 80, ‘Girlcore’.

“Esta serie original en seis partes rinde tributo a los 80, y la clásica ficción pulp, y se ofrecerá a todos los miembros de AdultTime, que incluirá a todos los miembros de Girlsway, así como también se lanzará como Girlcore.com para atraer nuevas audiencias a nuestro ecosistema”, dice Mills, jefa de producción de Gamma Films, la empresa propietaria de AdultTime.

Desde esta semana ya se pueden ver sus seis entregas, y la primera es, qué duda cabe, una barbaridad. Incluye a la que es, hoy por hoy, la MILF más rotunda del triple X, Cherie DeVille, y a la eterna princesa del porno lésbico, Kenna James. Completa el reparto en un rol no sexual Domenec Kane. Es un listón muy alto que, sin embargo, ‘Girlcore’ consigue superar en las próximas entregas que contarán con, atención, Carter Cruise, Abigail Mac, Chanel Preston, Jenna Sativa y starlets con tanto futuro como Whitney Wright y Emily Willis. Van fuertes, sí.

Kenna James

 

Homenaje a la década loca

La primera temporada de la serie, dicen, es un guiño a las obras cinematográficas de esa época, con cada escena editada en un formato de pantalla panorámica. Además, la banda sonora corre a cargo del artista canadiense Pilotpriest, un tipo con amplio recorrido en películas de terror de serie B que ha dado con un rollo sintético muy ad hoc.

Cuenta Mills que la producción de la serie le ha llevado cerca de medio año y que su inspiración ha venido especialmente de ficción pulp de los 50 y los 60, lo que a menudo se llamó literatura de sexploitation o novelas de pulp lésbico. “Para toda una generación de personas, fue la única representación que existía ahí fuera sobre lo que significaba ser una persona gay”, añade.

“Me inspiro en todo lo que amo de una mujer: su sexualidad, su estilo… además, no esquivo ni dulcifico los dramas a los que nos enfrentamos. Esta serie es muy personal para mí. Aglutina de algún modo todo lo que amo. Me encantan los ochenta, quería reimaginar las novelas pulp lésbicas con un elenco repleto de estrellas y una producción costosa”.

 

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Riley Nixon: "El porno encaja a la perfección con mi estilo de vida"
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados