Historias del porno Cuando Harry encontró a Kelly

Encuentro en la cumbre. En 1982, durante el rodaje de la mítica ‘Society Affairs’, dos leyendas del cine X como Harry Reems y Kelly Nichols coincidieron por fin hasta la cámara. Rememoramos aquel cruce de caminos legendario.

Kelly Nichols
Paco Gisbert | 17/10/2017 - 17:36

Son múltiples las motivaciones que mueven a quienes trabajan en el porno.

Los hay que necesitan dinero y ven en el porno una forma de conseguirlo rápidamente, a un a costa de empeñar su reputación por los siglos de los siglos. Quienes ven en el porno un trampolín para dar el salto al cine convencional, pese a que los ejemplos de actrices X que toparon con la barrera de una sociedad poco tolerante con su pasado son innumerables.

Y también los hay que se meten en el porno por pura vocación, porque les encanta el exhibicionismo, les gusta el sexo y ven que su pasión puede ser una forma de ganarse la vida.

En 1982, Robert McCallum, seudónimo del director de cine convencional Gary Graver, quien llegó a trabajar con Orson Welles como director de fotografía, rodó ‘Society Affairs’, un filme en el que se enfrentaban, en su última escena, dos mentalidades diferentes a la hora de afrontar su vida en el triple X.

La película ha quedado para la historia como uno de los clásicos del cine para adultos; sus protagonistas, como testimonio de las distintas visiones de la vida que alegremente convivían en el porno de comienzos de los 80.

Kelly Nichols

 

Una vocación muy sólida

En 1982, Kelly Nichols había conseguido lo que buscaba. Unos años antes fue secundaria en películas convencionales, como ‘The Toolbox Murders’, de Dennis Donnelly, había doblado a Jessica Lange en las escenas de desnudo de ‘King Kong’, de John Guillermin, y tenía un futuro prometedor como actriz en Hollywood.

Pero aquello no le gustaba. No quería pasarse el día presentándose a pruebas ni tener que follarse a nadie para conseguir un papel. Así que probó suerte en el porno y le gustó. Además, sus contactos con el cine convencional la convirtieron en una habitual en las fiestas de Hollywood, donde corrían la cocaína y el alcohol para todos los asistentes.

Kelly Nichols

 

A Harry Reems no le habían ido las cosas tan bien. Tras convertirse en un símbolo del “porno chic” gracias a sus trabajos en ‘Garganta profunda’ y ‘El diablo en la señorita Jones’, el actor hubo de afrontar el ignominioso juicio propiciado por Robert Parrish, el fiscal de Memphis, en el que se le acusaba de obscenidad por haber participado en la película que lo lanzó a la fama junto a Linda Lovelace y Gerard Damiano.

Salió bien parado del juicio, ya que fue absuelto de todos los cargos, pero su vida nunca volvería a ser igual. Cayó en una profunda depresión y se abandonó a la bebida y las drogas, lo que le hizo retirarse del porno en 1976.

 

Segundas partes

Seis años más tarde, Reems recibió una propuesta del distribuidor Reuben Sturman que no pudo rechazar. Sturman le ofreció 75.000 dólares para volver a actuar en una película X. El filme se llamaría ‘Society Affairs’ y lo iba a dirigir Robert McCallum, uno de los realizadores más brillantes de la edad de oro del porno norteamericano.

Kelly Nichols

 

Reems aceptó, aunque, durante el rodaje, demostró que sus problemas con la bebida y las drogas no formaban parte del pasado. La filmación se retrasó en varios días a causa de sus dificultades para conseguir una erección y sus salidas nocturnas a los clubes de Los Ángeles, donde practicaba el sexo sin pensar en sus obligaciones a la mañana siguiente.

Para desesperación de McCallum, Harry Reems participaba en seis escenas sexuales en ‘Society Affairs’, entre ellas una orgía en la que compartía planos con Angelique Dunlop, Cecile DeVille, Lisa Cintrice y Richard Bolla.

En la última escena de la película, se encontraba con Kelly Nichols, la mujer que había seguido una trayectoria en el porno completamente opuesta a la suya. Reems siempre soñó con ser actor de cine convencional y acabó como estrella del porno. Nichols, que nunca quiso, aunque pudiera, hacer cine convencional, fue una figura vocacional del cine X.

Kelly Nichols

 

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Riley Nixon: "El porno encaja a la perfección con mi estilo de vida"
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados