Historias del porno Dale las gracias a ‘Screw’

En Historias del porno recuperamos esta vez la memoria de Al Goldstein, empresario neoyorquino que en 1968 creó ese mítico antecedente de la prensa erótica y la incorrección política que fue la revista ‘Screw’.

Screw
Paco Gisbert | 09/10/2018 - 13:55

En noviembre de 1968 salió a la calle el primer número de ‘Screw’, una publicación que ayudaría a cambiar la concepción que la sociedad norteamericana tenía sobre el porno.

La revista, de carácter semanal, pretendía acercar el mundo del sexo a los lectores, sin barnizarlo con una capa de intelectualidad, como habían hecho otros magacines, como ‘Playboy’, y convertirse en un instrumento de la lucha contra la censura, en un momento histórico en el que la sociedad estadounidense debatía sobre la legalización de la pornografía. ‘Screw’ costaba 25 centavos y se nutría de reportajes sobre peep shows, salones de masajes o burdeles, además de dedicar espacio a la crítica de películas X.

Detrás de ‘Screw’ estaban Jim Buckley –quien años más tarde dirigiría ‘Debbie Does Dallas’, una de las películas emblemáticas de la historia del porno- y Al Goldstein. Goldstein, judío nacido en Brooklyn en enero de 1936, había llegado al mundo del periodismo tras un vida llena de peripecias, que incluía trabajos como fotoperiodista en la Armada norteamericana, Pakistán y Cuba, vendedor de seguros o enciclopedias y hasta espía de la patronal en un sindicato del ramo industrial.

Con 32 años, decidió continuar su trayectoria profesional como periodista relacionado con el sexo y fundó, en compañía de Buckley, la primera revista que trataba al sexo como un negocio, como una gran industria.

Screw

 

Goldstein vivió en butaca preferente la extraordinaria transformación que sufrió la sociedad estadounidense respecto a la sexualidad, tanto para lo bueno como para lo malo. Fue arrestado una veintena de veces acusado de obscenidad y su actividad periodística estuvo salpicada por decenas de escándalos, desde el provocado por un artículo en el que desvelaba la homosexualidad del director de la CIA Edgar Hoover hasta el que levantó un monográfico dedicado a las felaciones en el suplemento de ‘Screw’ ‘Bitch’.

 

Un pionero con malas pulgas

Más allá de su polémica personalidad, Al Goldstein tuvo una enorme importancia en el desarrollo del porno americano en sus inicios. Los propietarios del World Theater de Nueva York le advirtieron de que tenían una película, con el título provisional de ‘La tragasables’, que podía interesarle para su revista. Goldstein acudió a ver la cinta y quedó impresionado, no solo por la calidad cinematográfica del filme, sino por la belleza de su protagonista.

Muchas de las mujeres de las pelis porno tienen el culo lleno de espinillas y enormemente gordo, pero Linda era amable, delgada, joven y fresca”, dijo el periodista tras verla en la pantalla. En su reseña para ‘Screw’, el primer crítico de cine X de la historia calificó al filme como el más erótico que jamás había visto y otorgó 100 puntos sobre 100 a ‘Garganta profunda’, que así acabó llamándose la película en cuestión.

‘Garganta profunda’, que había permanecido cuatro días en cartel en los cines de California antes de la publicación de la reseña, se convirtió en un fenómeno social en Nueva York, en parte gracias a ‘Screw’, y su fama se extendió por toda la nación como una imparable mancha de aceite. Linda Lovelace, aconsejada por su marido y mánager, concedió su primera entrevista como nueva estrella del cine a Al Goldstein como agradecimiento.

La entrevista se realizó en una habitación de hotel barato de Nueva York, que había alquilado el editor de ‘Screw’ para la ocasión. En ella estuvo presente Chuck Traynor, marido y mánager de Lovelace, quien contestó a gran parte de las preguntas que le formuló Goldstein a Linda, dada la escasa locuacidad de la actriz.

Al finalizar la conversación a tres bandas, el periodista le dijo a Linda que le gustaría comprobar sus habilidades orales. Linda miró a Chuck y este asintió con la cabeza. Y Linda le dio las gracias a ‘Screw’ con su boca.

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Riley Nixon: "El porno encaja a la perfección con mi estilo de vida"
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados