Historias del porno Deep Inside

Nuestras Historias del porno se centran esta vez en uno de los primeros subgéneros del cine X, la fórmula deep inside, que nos permitió conocer en profundidad a grandes pioneras del estrellato hardcore como Samantha Strong o Raquel Darrian.

Racquel Darrian
Paco Gisbert | 31/10/2017 - 9:09

A comienzos de la década de los 70, los productores de loops pornográficos, en su mayoría familias de la mafia neoyorquina, comprendieron que la mejor manera de hacer dinero con el porno era realizar largometrajes, películas con una duración superior a una hora que pudieran exhibirse en las salas de cine para conseguir más público.

‘Mona, la virgen ninfómana’ es considerado el primer largometraje X de ficción, el filme que animó a los Peraino a invertir 40.000 dólares para rodar ‘Garganta profunda’, la cinta que inauguró la era del cine X de ficción en los Estados Unidos.

Durante los 15 años siguientes, el porno se articuló a través de historias, más o menos elaboradas, trufadas de sexo explícito, con presupuestos y diseños de producción propios de la serie B y con actores que, además de saber follar delante de una cámara, sabían interpretar. El porno se convirtió, de esa manera, en un género cinematográfico más, cuya característica definitoria estribaba en que contenía sexo sin disimulo, aunque dicha adscripción genérica es más que discutible. El porno, aun siendo un género, también engloba otros géneros cinematográficos, ya que se presenta en forma de comedia, drama, western, thriller o musical, sin dejar de ser cine X.

 

Los primeros subgéneros

Sin embargo, el porno clásico también creó sus propios subgéneros cinematográficos, mucho antes de que las etiquetas o tags clasificaran las escenas X según la especialidad que se practica o el origen de quienes participan en ella.

Samantha Strong

 

El primero de ellos fue un mecanismo destinado a promocionar el star system, floreciente negocio a partir de mediados de los 70 que adquiriría una nueva dimensión en la década siguiente. Consistía en dedicar una película entera a una actriz, quien participaba en todas las escenas de la cinta, y engarzarla con una entrevista personal en la que la protagonista cuenta a la cámara quién es, cuáles son sus orígenes y cómo vive su sexualidad.

Esta especie de recopilatorio de las hazañas sexuales en pantalla de una estrella del cine X recibió el nombre de ‘Deep Inside’ o ‘Inside’, un término de doble significado que hace referencia a que el espectador puede conocer en profundidad a su actriz favorita, pero también a que, en la recopilación, la actriz se empleará a fondo para satisfacer, no solo a su compañero de reparto, sino al espectador más exigente.

 

Las grandes pioneras

En general, las escenas que componían una película de estas características procedían de otros filmes protagonizados por la actriz o eran escenas descartadas de cintas anteriores. Era una suerte de ‘Highlights’ de la chica en cuestión salpicadas de declaraciones que, en la mayoría de los casos, tenían muy poco interés, pues se limitaban a expresar gustos sexuales que justificaran la escena que venía a continuación.

‘Inside Desirée Cousteau’, producida en 1977, es uno de los primeros ejemplos de recopilatorio de una actriz famosa de su tiempo y se ajusta perfectamente al guion que marcaría el subgénero durante los años posteriores. ‘Deep Inside Annie Sprinkle’ es la excepción a la regla, ya que, en ella, la actriz y activista aprovecha su exclusivo protagonismo para demostrar toda su habilidad performática delante del público.

Racquel Darrian

 

Las ‘Deep Inside’ alcanzaron su esplendor con la generalización del vídeo como formato de filmación y distribución. Cuando el porno se convirtió en una máquina bien engrasada de hacer VHS como quien hace salchichas, cualquier actriz, por poco conocida que fuera, tenía su ‘Deep Inside’, casi como un currículum de presentación. En los 90, todas las estrellas y no tan estrellas tuvieron su recopilatorio, comenzando por Samantha Strong o Racquel Darrian y acabando por actrices hoy olvidadas, como Charlie.

La ‘Deep Inside’ cayó en el olvido en el nuevo siglo, cuando las recopilaciones las puede hacer cualquier buen aficionado con un simple programa de edición en el ordenador de su casa, y cuando las entrevistas a las actrices X inundan la red y nos permiten conocer, mucho más a fondo, a las protagonistas del triple X.

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados