¿Conoces a Eva Lovia?

Si no la conoces, estás a punto de descubrir lo que te estabas perdiendo. Porque esta exótica belleza de 26 años y origen latinoamericano y asiático es una de las grandes estrellas de la industria triple X y pronto podría convertirse en la primera actriz que echa un polvo más allá de la atmósfera terrestre.

Eva Lovia
Redacción | 11/03/2016 - 13:04

Lo suyo con el porno ha sido un amor de cocción lenta.

Eva Lovia, nacida en Columbia, Carolina del Sur, en 1989 y criada en el norte del estado de Nueva York, no pertenece a la estirpe de las Tori Black o las Sasha Grey de este mundo, mujeres que aterrizaron en el cine X siendo aún muy jóvenes, pero arrastrando historiales de promiscuidad precoz y ya con muchos tiros pegados y mucho sexo en las cartucheras.

Ella, en cambio, esperó hasta los 21 años, tras probar suerte antes como modelo convencional para varias agencias (“en ese trabajo sí que me he sentido manipulada y explotada”), y tardaría aún cuatro años más en completar la transición del porno lésbico y las escenas con juguetes al heterosexual.

 

Los años oscuros

Las razones de tanta reticencia a acostarse con hombres ante la cámara hay que buscarlas en su biografía sexual y sentimental, que en absoluto es la de una actriz porno al uso. Hija de madre divorciada, una modelo de desnudo que posó en su día para ‘Playboy’, Lovia, por contraste, fue una adolescente tímida y sexualmente inhibida.

Monógama en serie, según ella misma se definía por entonces, tenía novio desde los 13 años, pero no se decidió a perder la virginidad con él hasta los 17, en una relación apresurada y poco satisfactoria (“aquello debió durar un par de segundos“, ha contado en una entrevista reciente, “pero aun así fue frustrante y muy doloroso”) que la dejó sin ganas de volver a intentarlo en una temporada. Entre esa edad y los 21, se echó otro par de novios, pero asegura que nunca tuvo relaciones sexuales con terceras personas. Se masturbaba con frecuencia y fantaseaba sobre todo con otras mujeres, pero tampoco se atrevió a intentar seducir a alguna de sus compañeras porque, como buena cheerleader, le daba pánico ser etiquetada como lesbiana.

Por ello, en cuanto vio que sus primeros pasos como webcamer causaban sensación y le llegaban ofertas para debutar en el porno, Lovia optó por esa vía intermedia que consiste en filmar escenas solo con mujeres. De origen japonés y latinoamericano, destacó muy pronto en un subgénero, el lésbico, en el que su aspecto de frágil vecinita castaña y pecosa resultaba exótico.

 

En busca del tiempo perdido

El sexo con mujeres, tal y como empezó a practicarlo por motivos estrictamente profesionales, resultó para ella un formidable descubrimiento. Cambió su vida. Molly Cavalli, actriz de Florida hoy retirada a sus 34 años, fue la encargada de ‘desvirgarla’ para la industria: “Aún hoy me masturbo viendo aquella primera escena”, ha declarado Eva, “es como si los dedos y la lengua de Molly sacasen por fin a flote la lesbiana que yo llevaba dentro”.

Tras fornicar ante las cámaras con algunas de las actrices más bellas de la industria y descubrir hasta qué punto aquello le resultaba satisfactorio, empezó a acostarse con chicas también en privado. A los 22 años, en la que ella misma considera su etapa de despertar sexual tardío, empezó a frecuentar clubs nocturnos y locales de ambiente, en los que seducía a mujeres de todo tipo. “Llegó a convertirse en una auténtica adicción”, ha confesado después, “me volví una coleccionista, una persona de una voracidad sexual sin límites. Practicaba ante las cámaras lo que había aprendido acostándome con mujeres en privado y en casa lo que había aprendido filmando. Tuve novias con las que organizaba orgías caseras y acudía regularmente a locales de intercambio. Descubrí que a muchas mujeres heterosexuales les resulta morbosa la idea de acostarse con una actriz porno. Durante una larga temporada, me olvidé casi por completo de los hombres. No los echaba de menos”.

 

Encuentros en la tercera fase

Esa situación cambió a finales de 2013, cuando Reality Kings, un sello con el que trabajaba muy a menudo y que llevaba ya un tiempo interesado en patrocinar su debut en escenas heterosexuales, le hizo una de aquellas ofertas que no pueden rechazarse. Su agente le recomendó que la aceptase y ella, que por entonces era ya una joven empresaria, productora de sus propias escenas y propietaria de un restaurante en Los Ángeles, acabó cediendo para no dejar pasar la oportunidad. No se arrepentiría de su decisión.

Desde esa primera escena con un hombre, Mick Blue, Eva ha alternado orgasmos con actores y actrices y ha redescubierto su faceta heterosexual en la vida privada. “Desde que he vuelto a acostarme con hombres regularmente”, contaba en una entrevista con el célebre Captain Jack, de Adult DVD TV, “he aprendido a disfrutar separando esas dos facetas de mi personalidad. Cuando me acuesto con mujeres, soy activa, incluso agresiva y un poco brusca. Siento que los orgasmos de mis amantes son responsabilidad mía y me esfuerzo mucho en asegurárselos. Con los hombres, me gusta también el sexo duro, pero dejo que sean ellos los que lleven las riendas mientras yo me comporto como la perfecta sumisa. He descubierto que me excita el dolor y me pone muy cachonda que me muerdan, me azoten y me estrangulen”.

En la actualidad, Lovia es una de actrices más cotizadas del porno internacional. Tiene un contacto exclusivo con Digital Playground que le permite trabajar a un ritmo razonable, “unas pocas escenas al año, todos ellas bien cuidadas y bien pagadas”. En su faceta de productora y directora, no renuncia aún a su viejo sueño de realizar con el actor Johnny Sins la primera película porno filmada en el espacio. Se titularía ‘Sexplorations’ y sería una superproducción con un coste aproximado de 3,5 millones de dólares. “Quiero ser la primera actriz porno que eche un buen polvo en la estratosfera“, bromea Lovia. Si ella se lo propone, es probable que lo consiga.

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Hablamos de pizza y sexo extremo con Misha Cross, reina del porno europeo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

18 Responses to Eva Lovia?

  1. Magnificas fotos , me encantan , así deberían ser las fotos de los catálogos de lencería , pero sin mostrar las partes íntimas claro.

  2. Jorge dice:

    Me encanta verte descalza.

  3. Carlos montoya l. dice:

    Bellísima y buena para despertar el hambre.

  4. una de mis fantasías sexuales mas grandes, es la reina del porno

  5. Hemosisima.provoca hacerle de todo

  6. Julio marties dice:

    Muy linda y hermosa

  7. Excelentes fotografias su pose es profesional

  8. carlos castillo dice:

    excelente trabajo se puede decir que eres un monumento de belleza con la que pasaria un buen rato imaginandome un buen polvo

  9. antony dice:

    Uy si ya quisiera estar con ella asiendo un vídeo bien rico en todas las posiciones posibles

  10. 55-94-981448968 dice:

    Linda garota, suas pose ficaram ótimas, não é escandalosa mais devia mostrar mais conteúdo, parabéns GATA.

  11. brandon murillo dice:

    Bien buenas tetas

  12. osvaldo dice:

    Una hermosa puta con la cual dan ganas de participar aunque sea un minuto en un rodaje XXX.

  13. En una web que tuve anteriormente, ya vaticine que en el momento en que decidiese rodar porno hetero se iba a convertir en una de las mejores y no me equivoqué

  14. Josep Pagès i Canaleta de Cardedeu dice:

    Que Guapa y que buena esta no la conosco pero me gusta mirarla aqui gracias a bosotros , gracias por enseñar tal belleza ..que cuerpo Dios mio .

  15. melo dice:

    quiero sexo

  16. Oleyvis dice:

    Mmmmm, muy bella y una hermosa historia, I like it!

  17. Jairo vera dice:

    buenísima hermosísima no tengo palabra para describirla machotes b
    esos

  18. Me itersa la biografia de esta gran actris esperimentada en su oficiome gutaria presenciar sus actuacciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Current day month ye@r *

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados