La mancha blanca Gina Valentina de fucsia y de violeta

La última en asomarse a La mancha blanca es Gina Valentina, deliciosa brasileña de 21 años que, con sus calentadores y ligueros, parece un batido de vainilla recién burbujeado con la pajita.

Gina Valentina
Elisa Victoria | 27/04/2018 - 16:25

Gina Valentina es brasileña, mide 1’57 cm, pesa 48 kg y salta como la jefa de animadoras más alegre del instituto.

Las pintas ochenteras le quedan como un guante y es una suerte que suela vestirse de rosa, de morado, de rayas blancas y negras, que lleve ese pelito oscuro con el flequillo recto y que se le revuelva al follar.

Cuando esto ocurre adquiere volumen y se asemeja más que nunca al estilismo de Kelly Kapowsky, una de las protagonistas de ‘Salvados por la campana’, aquella serie sobre adolescentes con una dirección de arte completamente preciosa e inverosímil. Que Gina se ponga lo que quiera, con tacones y ligueros no hay público que se le resista, pero qué me decís de la combinación de calentadores y zapatillas de deporte, cómoda y ágil, juvenil, fresca como un batido de vainilla recién burbujeado con una pajita de colores, el decorado en espiral.

 

A pleno sol

El sol de California la rellena de vitaminas y su piel resplandece bronceada y saludable antes y después de las escenas más duras, cuando lo correcto es mostrarla sonriendo, entusiasmada, muy de acuerdo con las perrerías que acontecen en el medio del vídeo, cuando chorrea babas y se le corre el rímel.

Gina es una de esas diminutas valientes que a los 21 años ya se ha atrevido a visitar las jaulas rodeadas de tíos con gorra negra que dan vueltas apretando ataduras. Esa valentía y muchas otras le han brindado ya un montón de nominaciones a premios y espero que un día mencionen su nombre en una gran gala para verla subir tan contenta a recoger uno de los galardones más perversos que concede la industria.

Gina Valentina

 

De hecho podría haber figurado en algún episodio de ‘Valentina’, el mítico cómic de Guido Crepax, ¿no se parece muchísimo a alguna de sus amigas más melenudas?

Qué bonito mueble se podría fabricar con ella por un rato. Una mesita para tomar el té resultaría ideal. O una lámpara que diera ambiente a la estancia, quieta y erguida en una esquina entre el sofá y la pared. Pero vestida de gimnasio ochentero, por favor, con los calentadores y los colores estridentes. Una lámpara moderna, diseñada en 1988 para una cafetería en la que sirvan perritos calientes.

La mancha blanca es la sección de perfiles de actrices X que Elisa Victoria publica todos los meses en ‘Primera Línea’. Este texto forma parte de la sección del mes de marzo, ya a la venta.

 

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Lena Paul: "El porno ha hecho que recupere mi faceta creativa"
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados