Historias del porno La desaparición de Bambi

La estrella de uno de los grandes clásicos del porno vintage, ‘Debbie Does Dallas’, desapareció del mapa y solo pudo ser localizada en un rincón de la América profunda muchos años después. Recordamos la curiosa historia de Bambi Woods.

Bambi Woods
Paco Gisbert | 14/12/2017 - 10:13

En plena edad de oro del porno norteamericano, el periodista Jim Buckley, uno de los fundadores de la legendaria revista ‘Screw’, dirigió ‘Debbie Does Dallas’, una divertida comedia sobre un grupo de cheerleaders de un equipo universitario de fútbol americano cuya capitana es reclutada para convertirse en animadora de los Dallas Cowboys, campeones de la Superbowl de aquel año y el equipo más popular en los Estados Unidos en aquella década.

La película solo buscaba ser un simpático entretenimiento trufado de sexo en el que se retrataba el ambiente juvenil de las universidades norteamericanas, pero, para sorpresa de todos, acabó siendo una de las películas más taquilleras de la historia del cine X.

Mucha parte de la culpa la tuvo su protagonista, una chica de 22 años que hacía su debut en el porno y que, por su aspecto físico, recordaba a la inocente Marilyn Chambers de ‘Tras la puerta verde’.

La actriz que interpretaba a la Debbie que da título al filme también se llamaba Debbie, pues había nacido como Debra DeSanto, pero, a diferencia de su personaje, nunca había conseguido ser cheerleader de los Cowboys, ya que fue rechazada en las pruebas de selección, aunque en muchas de sus biografías se señalaba que las había superado. Pero es que la biografía de Debbie De Santo, conocida en el porno como Bambi Woods, está llena de vacíos y mentiras, lo que ha contribuido a agrandar su leyenda.

Bambi Woods

 

Historia de Bambi

Para comenzar, sus biógrafos no se ponen de acuerdo sobre su lugar de nacimiento, pero todos coinciden en que se crió en el estado de Nueva Jersey, en un ambiente católico. A los 19 años se marchó a Nueva York a hacer fortuna y trabajó como dependienta de una pequeña tienda de comida en Broadway.

Por medio de una amiga, supo que unos productores pagaban bastante dinero por participar en una película X y se presentó a las pruebas. Esta vez sí las pasó y fue contratada para el papel protagonista por un sueldo que superaba, con mucho, lo que ganaba vendiendo víveres: 350 dólares al día.

Bambi Woods

 

El propio Buckley, que firmó la película con el seudónimo con el que sería conocido en el porno, Jim Clark, la bautizó como el cervatillo de la película de Disney y, en un giro perverso, cambió el título inicial de la película, de ‘Teenage Services’ a ‘Debbie Does Dallas’.

De la noche a la mañana, Bambi Woods se convirtió en una celebridad del calibre de Linda Lovelace un lustro antes. Pero, en lugar de exprimir su fama haciendo filmes X hasta la extenuación, Bambi Woods dedicó focalizar todas sus energías en el baile erótico. Fue contratada por el club Melody Burlesque, en el que ganaba 300 dólares por noche más propinas y, posteriormente, bailó en el Plato’s y en la mítica sala Studio 54 por sueldo similares.

 

La amiga de las grandes estrellas

Allí entabló amistad con muchas estrellas de Hollywood y llegó a tener una relación con el malogrado (y excesivo como ella) John Belushi. Y eso que, en realidad, en los planes de Bambi no entraba ser una estrella del porno. “Hice ‘Debbie Does Dallas’ porque necesitaba el dinero“, declaró en una de sus pocas entrevistas de la época.

Bambi Woods

Tanto es así que Bambi solo volvió al porno tres años después para protagonizar la segunda parte de la cinta que la lanzó a la fama, interpretando el mismo personaje. Su tercera y última aparición en las pantallas sería, como habréis adivinado, para cerrar la trilogía de Debbie Benson en ‘Debbie Does Dallas III (The Final Chapter)’.

Mas Bambi Woods no ha pasado a la historia del porno por haber participado solo en tres películas y haber encarnado solo a un personaje, a pesar de ser una actriz muy conocida por el público, sino por lo que ocurrió después de trabajar en la tercera parte del filme que la encumbró. Y es que Bambi Woods desapareció sin dejar rastro en 1985.

Bambi Woods

 

La desaparición de Bambi dio pie a decenas de rumores sobre su paradero. Un reportaje de un diario australiano afirmaba en 2005 que Bambi había muerto en 1986 a causa de una sobredosis de drogas, abundando en los problemas con la cocaína que arrastraba desde su juventud, pero el dato nunca fue confirmado.

Un investigador privado que había seguido su pista durante años dedujo que vivía retirada cerca de Des Moines, en la Iowa profunda, sin querer recordar su pasado. Y las últimas noticias, de hace ya siete años, la hacían casada con un programador informático de Silicon Valley, con el que había tenido dos hijos. Ninguna de estas teorías está contrastada, por lo que el destino de Bambi tras dejar de ser Debbie sigue siendo un misterio.

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
La orgía veraniega de Isabel Castell
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados