Vicio y subcultura La guía ‘Primera Línea’ de las mejores MILF

En nuestro rincón del vicio, toca repasar la lista de las diez veteranas más apetecibles y sugerentes del cine X, los cuerpos de élite de la resbaladiza categoría MILF. Hoy por tren, mañana por MILF, que dirían los castizos.

Kagney Linn
Javier Blánquez | 11/08/2017 - 10:00

La categoría MILF en el porno, según a quién le preguntes, puede significar cosas muy diferentes.

Para algunos puristas, se es MILF no cuando se tienen hijos –si así fuera, muy pocas leyendas del ñogo-ñogo serían realmente ‘mother I’d love to fuck’, e incluso tendríamos ejemplos en activo como Holly Michaels, que a sus 26 años ha tenido tiempo de entrar muy joven en la industria, retirarse para ser madre y volver como si no hubiera pasado nada–. Pero en general se acepta como MILF a la actriz madura y desacomplejada que, a partir de una cierta edad, todavía se atreve con el sexo duro delante de un montón de gente.

Pero, ¿cuál es la edad? ¿A partir de cuándo, o bajo qué circunstancias, se es MILF? Hay un estándar que sería a partir de los 30 años, pero es un límite impreciso, porque si tomamos esa edad en consideración, actrices que no consideramos todavía MILFs, como Alexa Tomas, Asa Akira, London Keyes o Angela White, tendrían que serlo.

Así que la cuestión es subjetiva y se determina más bien por una apreciación instintiva: cuando una actriz ya no ‘parece’ demasiado joven, en comparación con las nuevas estrellas en auge que entran nada más haber cumplido la mayoría de edad, pero a la vez sigue teniendo mercado y habilidades fornicatorias merecedoras de un monumento en mármol, entonces es MILF.

 

Las más grandes

No hace mucho, glosamos por aquí las heroicas incursiones de Veronica Avluv en el porno profesional y la laureamos como la MILF definitiva. Aquí seguimos a muerte con Avluv, pero no nos conformamos sólo con ella, así que hemos establecido una lista –sin especial rigor científico, y con simple intención veraniega, para aplacar vuestros calores de agosto– de las diez (+1) MILFs que nos hacen la vida más agradable. Mañana serán otras. Hoy, las que más admiramos, son estas.

 

  1. Anissa Kate

Anissa podría no estar aquí. Podría estar en cualquier otra categoría –como la de mejor actriz porno europea, en la cual apenas ha tenido rival en los últimos años, o en la de bruja deslenguada y arrogante que considera que cualquier otra actriz a su lado es una mierda–. Pero por el tipo de escenas que últimamente rueda, y por el cuerpo que lleva tiempo desarrollando, y teniendo en cuenta que cumplió los 30 años hace un mes, queda oficialmente inaugurada la etapa en la que esta francesa de nariz redondita y ojos ligeramente achinados prorrogará su reinado entrando en ese terreno en el que podrá desparramar su carne lujuriosa al lado de mozalbetes que podrían ser sus hijos. Tras unos meses de no llamar mucho la atención, Anissa Kate está volviendo y potenciando su lado maduro. Tiene un plan y lo va a cumplir hasta el final. Cuando pille el ritmo, va a arrasar con todas.

Anissa Kate

 

  1. Brandi Love

Entró en el porno ya en la edad madura, con 33 años, después de haber tenido trabajos de mierda, como servir menús en un Burger King. Normal, pues, que con ese físico rotundo de Barbie con curvas enormes, tan americano que parece hecho de encargo, decidiera que iba a probar en el mercado del sexo, y con más motivo cuando la moda MILF empezaba a despuntar y a tener un nicho propio. Desde entonces, Brandi Love ha hecho de todo: webcams, cientos de escenas, y aunque a sus 44 años no puede evitar ese físico recauchutado que caracteriza a muchas MILFs, tiene atributos, carácter y tronío como para seguir varios años más, tras los pasos de Julia Ann, que con más de 50 ahí sigue.

Brandi Love

 

  1. Mercedes Carrera

El de Carrera es otro caso parecido al de Brandi Love y otras MILFs que ingresan en el negocio sin haber pasado antes por los equipos alevines de las productoras teen. Con 32 años decidió que esos pechos enormes podían darle más rendimiento que una cuenta de ahorro a plazo fijo, e ingresó en el porno en 2014, haciéndose fuerte en un nicho dentro del nicho, o sea, el de las MILFs latinas, ya que el trono había quedado vacante tras la retirada definitiva de Eva Angelina. Así que ahí la tenemos, morenaza y pechugona, grabando escenas a un ritmo frenético –lleva más de 200 en tres años–, y haciéndose con el control de su sector con la misma seguridad y hambre con la que Mila Ximénez se ha hecho fuerte en el plató de ‘Sálvame Deluxe’.

Mercedes Carrera

 

  1. Phoenix Marie

Después de diez años ejerciendo el oficio, Phoenix Marie sigue estando considerada dentro del gremio como ‘el cuerpo más apretado del momento’, y eso es una victoria aplastante, como la de Napoleón en Austerlitz, teniendo en cuenta que ya son 35 años los que gasta y que ha trajinado muchísimo en una década –cerca de 800 escenas rodadas, lo que da como una 75 al año, una cada cinco días, sin tomarse vacaciones–. Phoenix Marie lo ha sido todo en la industria, una de las mayores bestias anales de los últimos años, y con todo demostrado y sin nada más por descubrir, ahora sigue deleitando a sus fans con sexo desprejuiciado en la flor de su madurez. Que siga yendo mucho al gimnasio y ojalá que sus cavidades sigan húmedas durante, al menos, una década más.

Phoenix Marie

 

  1. Nikki Benz

Nikki Benz ha tenido una carrera mucho más larga que la de la mayoría de las MILFs de esta lista –entró con 20 años, en 2002–, y su ritmo de trabajo ha sido mucho más pausado: tiene menos de la mitad de escenas rodada que Phoenix Marie, pues su promedio es de 20 al año. Podría parecer, pues, que Nikki Benz no ha dejado toda la huella que podría, pero a veces lo que importa no es tanto la cantidad avasalladora, sino la calidad exquisita, y en ese aspecto, esta ucraniana con pasaporte canadiense y un cuerpo que se ha ido haciendo cada año más y más esférico da lo que tiene que dar: vistas generosas a un perfil de silicona trabajado con paciencia, y explosiones de energía sobre el lecho o en el sofá de cuero.

Nikki Benz

 

  1. Jayden James

Tiene fama de borde y de conflictiva, de haber tenido problemas en los platós de rodaje con algunas de sus compañeras de oficio, lo que ha hecho que Jayden James no sea especialmente popular en su gremio. Pero eso a la gente le da igual. La gente se queda con la sonrisa pícara de Jayden y con su prominente pectoral, que durante años le ha hecho estar entre las mejores estrellas del porno con los pechos operados hasta alcanzar proporciones dignas de un balón medicinal. Entra en la lista de MILFs por los pelos, porque acaba de cumplir 31 años, pero son ya tantos los que lleva en la industria que nadie le puede discutir ni la veteranía ni la dedicación. Con esa turgencia que es capaz de descoser faldas y camisetas, su segunda vida como madura del porno nos dará muchas tardes de gloria.

Jayden James

 

  1. Ava Addams

Ava Addams es otra MILF canónica: entró en la industria rozando ya la treintena, sin haberse rodado en su tierna juventud nada más que con amantes privados, y ha cosechado la mayoría de sus éxitos en el último lustro, cuando quedaba claro que no era una moza de buen ver, sino la fantasía perfecta de quien, de niño, hubiera soñado con ser seducido por su profesora de matemáticas. Addams es la MILF europea con mayor predicamento, y en el último par de temporadas ha seguido explorando sus límites sexuales ante una cámara: ha rodado un gang bang y tiene el favor de un amplio sector del público. Ojalá hubiese más cougars como ella.

Ava Addams

 

  1. Kendra Lust

Con Kendra Lust la cosa ya se pone muy seria, porque estamos ante una mujer de las que, en otro tiempo, calificaríamos ‘de bandera’ y que reproduce a la perfección el patrón que hemos seguido para diferenciar a las MILFs con pedigrí y tronío de las que, sencillamente, se van transformando por el camino. Entró en el porno en 2012, con 33 años recién cumplidos, a una edad en la que la mayoría de las actrices porno no sólo se han retirado, sino que incluso se han pasado al cristianismo evangélico para arrepentirse de sus pecados. Kendra lo tiene clarísimo: quiere actuar, quiere dirigir, quiere gestionar talento, sabe que en el porno hay un filón, y toca todos los palos a su alcance. Y a la vez sabe que debe predicar con el ejemplo, así que a sus 38 años, con todo bien puesto en su sitio, sigue dándole alegría al cuerpo como si fuera una adolescente con un fuego interior imposible de apagar.

Kendra Lust

 

  1. Veronica Avluv

Lo de Veronica Avluv es muy fuerte. Más que una MILF es una depredadora sexual con la libido por las nubes. Está en el selecto club de más de 40 años –en su caso, anda ya cerca de los 45–, pero su genética ha obrado un milagro de la naturaleza que le hace mantenerse en una forma física envidiable, con un cuerpo que tendríamos que convertirlo en mármol y colocarlo en un pódium en el centro de Las Vegas. Además, es una fiera en la cama que exige mucho a sus partenaires, una señora que a la mínima se corre, chorrea y se pone a comer y morder con ahínco. Cada escena suya es un reto superado: gang bangs, tríos, dobles penetraciones por el mismo resquicio, ostentosos prolapsos anales, la fontana de Trevi cuando ‘squirtea’… Nuestra favorita.

Veronica Avluv

 

  1. Cherie DeVille

Nuestra favorita… si no fuera porque Cherie DeVille se ha consolidado en este último año como la única mujer en el mundo que le puede hacer sombra a Avluv en los siguientes rasgos: ardor sexual, cuerpo de casi 40 en un estado de revista excelente –Cherie tiene la edad de Kendra Lust, 38–, capacidad de reciclarse e ir a un nivel superior de guarrerida sexuarrrrrr y marcarse retos cada vez más intensos. Su presencia magnética le ayuda a estar simultáneamente en productoras que cuidan la belleza del cuerpo a la vez que el voltaje en el coito, y es sin lugar a dudas la MILF que más ha progresado en 2017. Teniendo en cuenta que aún tiene recorrido por delante, será nuestra número uno en los días por venir.

Cherie DeVille

 

Bonus Track: Kagney Linn Karter

Con Kagney Linn Karter nos ocurre lo mismo que con Anissa Kate: acaba de cumplir 30 años y no sabemos si echarle flores por veterana con recorrido extenso y constante, o porque si sigue así se va a convertir en una MILF para la historia. El caso es que, aunque se le empiezan a ver las arrugas en los ojos y las estrías en las caderas, el que fuera el cuerpo más rotundo y voluminoso de hace un lustro –un culo tremendo, y unos pechos que ojalá los tuviéramos para hacer ejercicios de suelo en el gimnasio– sigue manteniendo su curvatura y su excelencia, pero ahora con ese punto de maduración exquisito que solemos reconocer en el buen vino. Su caso también podría ser el de Annika Albrite, que en un año también cumplirá los 30, y resume en cierto modo lo que será el futuro: las estrellas adolescentes de hace unos años serán las maduras tremendas del mañana, y esta rueda no se detiene. Lo que se resume en la frase hecha más perfecta que se haya escrito nunca, y que vamos a recuperar aquí: hoy por teen, mañana por MILF.

Kagney Linn Karter

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Reconciliamos y desnudamos a Sofía y Suso, la pareja más ardiente de 'Gran Hermano 16'
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados