Historias del porno La nueva vida de Amarna

Amarna Miller se retira del cine X. Y lo hace a lo grande, como es habitual en ella. Con un vídeo manifiesto en el que reivindica su personal forma de entender la vida y da pistas sobre cuáles van a ser sus próximos pasos.

Paco Gisbert | 06/07/2018 - 12:11

En mayo de 2014, ‘Primera Línea’ llegó a los quioscos con una portada en la que aparecía una joven de pelo rojizo y complexión delgada que comenzaba a abrirse camino en el porno español. Se llamaba Amarna Miller y el nuestro fue el primer medio de comunicación que le dedicó un extenso reportaje gráfico y una entrevista en profundidad.

En las fotos, ejecutadas por la mano maestra de Joan Crisol, Amarna aparecía desnuda, envuelta en una atmósfera a medio camino entre lo sofisticado y lo fetish. En la entrevista, la actriz madrileña hablaba de sus inquietudes culturales, de su visión del porno y de la vida, y del origen de su nombre artístico.

A pesar de la relativa novedad que suponía la aparición de Miller en portada, Amarna ya llevaba cuatro años haciendo porno de manera independiente. Nacida en Madrid en 1990, Amarna estudió Bellas Artes en la capital de España y en Nuevo México, donde estuvo un año becada para ampliar sus conocimientos. Después de trabajar un año como fotógrafa en el museo del Real Madrid, decidió fundar su propia productora movida por la curiosidad que le transmitía el mundo del porno.

Amarna Miller

 

Antes, sin embargo, había contactado con la mayoría de las productoras que operaban en España, pero no encontró ninguna que se ajustara a su manera de concebir el erotismo.

Sus experimentos para Omnia X, su productora, activa cuando salió el reportaje en nuestra revista, los compaginaba con trabajos para diversas productoras de corte alternativo, principalmente extranjeras, con las que podía desarrollar las experiencias que realmente deseaba y jugar con sus propias reglas. Unas reglas tan sencillas que se resumen en tres puntos: grabar las prácticas sexuales que le apetecen, trabajar con los actores que ella quiere y cobrar el dinero que ella considera justo.

 

ADN alternativo

Su papel en el porno español fue siempre el de una ‘outsider’ de lujo. Coqueteó con lo alternativo, al lado de amigas y compañeras de perfil similar, como Silvia Rubí, Maya Homerton, Irina Vega, Amber Nevada o Anneke Necro, pero nunca fue una militante activa del AltPorn, pese a que muchos de sus vídeos denotan una querencia hacia lo fuera de lo convencional. Tampoco se plegó nunca a trabajar para las grandes productoras nacionales, como Actrices del Porno o Cumlouder.

En Estados Unidos, pese a su versatilidad, ha trabajado con gente como Greg Lansky o Jacky St. James, además de participar en vídeos fetichistas o de sadomasoquismo light. En un rápido (y por lo tanto injusto) balance de su carrera, se podría decir que Amarna siempre ha llevado las riendas de su trabajo, incluso cuando fue contratada como portavoz del Salón Erótico de Barcelona aunque no creía en el proyecto que ella misma vendía.

Amarna Miller

 

La primera portada en ‘Primera Línea’ (tres años y un mes después le dedicamos otra, cuando Amarna ya era un personaje muy conocido) fue el primer reconocimiento de que Amarna Miller era una actriz X diferente, alguien preocupado por algo más que follar delante de una cámara o comprarse el último modelo de móvil. Una chica normal, de 23 años, que buscaba en el porno un lugar de experimentación sexual y un medio de reivindicación de su libertad de expresión.

Después vinieron la portada de ‘Interviú’, la entrevista de Risto Mejide en horario ‘prime time’ en televisión, los cientos de reportajes que se han publicado sobre su trabajo y su persona o las decenas de programas de televisión en los que ha estado. Y su compromiso político, cuando tomó partido por Podemos o defendió su feminismo frente al machismo y el radicalismo.

El pasado miércoles, Amarna Miller lanzó a través de las redes sociales (Instagram, Twitter y su canal de YouTube) un vídeo que en el que anunciaba su intención de reconvertirse. Nueve años después de iniciar su camino en el cine porno, de haber triunfado en España y en los Estados Unidos, de haberse transformado en un personaje mediático, Amarna abandona el porno para iniciar un nuevo camino, en el que, de momento, ya hay una línea de productos de mercadotecnia en la que ironiza con la legión de ‘haters’ que tiene en sus redes sociales con el lema #LaCulpaDeTodoLaTieneAmarnaMiller, y vende productos diseñados por ella misma. Todo ello, presentado en un vídeo de reconversión, titulado #ManifestoAmarna, que es un magnífico presagio de lo que nos espera en la nueva vida de Amarna Miller.

 

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Violeta (MYHYV): "En el sexo soy egoísta, busco mi propio placer".
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados