Historias del porno La sucesora de Linda

Un encuentro con Gerard Damiano convirtió a Jody Maxwell en toda una estrella internacional del erotismo. Recuperamos la historia de esta mujer a la que muchos señalaron como probable sucesora de Linda Lovelace y que llegó incluso más lejos que la actriz de ‘Garganta profunda’.

Satisfiers of Alpha Blue
Paco Gisbert | 19/04/2017 - 18:23

Todo hacía presagiar que la vida de Jody Maxwell estaba destinada a que se convirtiera en una abogada de prestigio, como lo habían sido su padre y su abuelo en Kansas City (Misuri), donde Jody nació el 20 de noviembre de 1945.

De hecho, Jody fue una estudiante excepcional, con notas altísimas en sus años de colegio e instituto, y estudió, también con brillantez, arte dramático y oratoria en la universidad de su estado. Pero todo cambió el día en que asumió la organización de un simposio sobre moralidad, poco después de graduarse, e invitó a Gerard Damiano, uno de los grandes pioneros del cine X estadounidensea participar en él como uno de los ponentes.

Jody pasó muchas horas con Damiano, durante la estancia de este en Kansas City y acabó convencida de que probar suerte en el cine porno no era una mala oportunidad para su futuro. Tras consultarlo con su familia, decidió marcharse a Nueva York a rodar ‘Portrait’.

Rodado en cinco días, durante el verano de 1974, ‘Portrait’ es un filme poco conocido del pionero del cine X que narra la historia de una joven con diferentes personalidades que le explica a su psiquiatra sus perversiones sexuales, muchas de ellas fruto de su carácter esquizofrénico.

 

Una carrera meteórica

La película pasó desapercibida para el público, pero tuvo una buena acogida por parte de la crítica, que destacó el intento de Damiano de hacer cine psicológico dentro del género erótico y la excelente actuación de Jody Maxwell, a la que los periodistas bautizaron como “la sucesora de Linda Lovelace“.

Como suele pasar tantas veces, la crítica se equivocó. Jody Maxwell no fue la sucesora de Linda Lovelace, sino que superó, y con mucho, a la primera leyenda del cine para adultos. No en fama ni en presencia en los medios de comunicación, pero sí en importancia dentro de la industria del porno americano y, sobre todo, en su empeño por trascender más allá del cine X.

Jody Maxwell

 

Durante los ocho años en los que estuvo en activo como actriz triple X, Maxwell trabajó en obras de teatro convencionales, escribió artículos en diferentes revistas y periódicos, y contribuyó, con su trabajo, a hacer de ‘Cheri’ un magazine de referencia en información sobre erotismo. Además, le dio tiempo a participar como actriz en algunas de las grandes películas de la edad de oro del porno americano, caso de ‘Expose me, Lovely’, ‘Satisfiers of Alpha Blue’ o ‘Neon Nights’. En 2006 fue incluida en el Salón de la Fama del cine X, el simbólico lugar reservado a las leyendas del género.

Se retiró en 1983, para casarse con Bruce McGinnis e involucrarse en múltiples actividades. Trabajó para el Partido Republicano, siguió escribiendo en diarios y revistas y, durante los últimos años de su vida, fue profesora en una escuela pública de California, además de ser una habitual del club de bolos de Pumas Lake y publicar un libro de memorias titulado ‘My Private Calls’.

En abril del año pasado le diagnosticaron un cáncer, la causa de su muerte el pasado 12 de febrero en Yuma City, California, el lugar en el que vivía.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados