Historias del porno La superdotada

Además de una de las actrices más legendarias de la historia del porno, la neoyorquina Jessica Stenhauser, más conocida como Asia Carrera, es una de las mujeres más inteligentes del planeta, miembro del muy selecto club Mensa.

Asia Carrera
Paco Gisbert | 24/10/2017 - 10:24

Mensa es el nombre de una organización internacional de superdotados intelectualmente que reúne a más de 120.000 personas de todo el mundo cuyo coeficiente de inteligencia supera el 149 en la escala Cattell o el 131 en la de Wechsler.

Uno de sus miembros es Jessica Stenhauser, una neoyorquina de origen asiático que ostenta el honor de ser la única persona oficialmente calificada de superdotada que ha trabajado en la industria de entretenimiento para adultos.

Después de una infancia y adolescencia en las que estudió piano (y llegó a tocar en el Carnegie Hall) y japonés, Jessica escapó de su casa a los 16 años y comenzó a trabajar en las más diversas ocupaciones, incluida la de stripper cuando cumplió los 18. Al mismo tiempo, los fines de semana posaba para revistas eróticas en Nueva York.

Uno de los fotógrafos que trabajaba con ella le dijo que conocía en California a un director de cine X con el que podría rodar y Jessica, con las ideas muy claras, no dudó en tomar un avión hacia Los Ángeles para intentar hacer carrera como actriz porno. Nada más llegar a la ciudad californiana, conoció al director de cine X Bud Lee, que la introdujo en la industria del porno y acabó casándose con ella.

Asia Carrera

 

Los años salvajes

Era el año 1993 y Stenhauser, que no había cumplido todavía los 20 años, se convirtió en Asia Carrera, en homenaje a una de sus actrices favoritas, Tia Carrere, y al continente originario de su padre. Según sus propias palabras, era una actriz X vocacional que buscaba librarse de la etiqueta de nerd que su inteligencia le había asignado. Buscaba, en definitiva, ser deseada por su cuerpo, no por su cerebro.

Su exótico físico, con rasgos asiáticos, sus ganas de aprender y su entusiasmo la convirtieron en una de las actrices favoritas de la mayoría de los directores que operaban entonces en el porno USA. Nick Orleans (‘The Garden Party’), Brad Armstrong (‘Conquest’), Paul Thomas (‘La masajista 2’) o Philip Christian (‘Sexo y traición en el Oeste’) la eligieron como protagonista de sus películas, aunque fue con su marido con el que más filmes rodaría.

Pero, más allá de sus virtudes como performer, Asia Carrera consiguió abrir la puerta del porno mainstream a las actrices de minorías raciales, en una época en la que el cine X estaba compartimentado en minorías étnicas y el mainstream, reservado para blancos. En los diez años en los que estuvo en la industria de entretenimiento para adultos, no solo confiesa que disfrutó de su trabajo, sino que llegó a dirigir, producir y escribir sus propias películas.

A finales de 2003 se divorció de Bud Lee cuando ya había iniciado una relación con el nutricionista y escritor Don Lemmon, con el que se casaría en diciembre de aquel año poco después de abandonar el cine X. Durante un año, la pareja vivió en California hasta que ambos decidieron mudarse a Utah para gozar de mayor privacidad.

Asia Carrera

 

Dulce anonimato

En el estado de los mormones, el porno está prohibido, lo que garantizaba un mayor anonimato para Asia, que tuvo su primera hija con Lemmon en marzo de 2005. Sin embargo, la vida todavía le tenía preparada una amarga sorpresa a la superdotada del porno. En junio de 2006, Don Lemmon falleció en un accidente de tráfico cuando volvía a su casa después de una convención en Las Vegas.

Asia, embarazada de ocho meses, se quedó viuda y sin recursos económicos, por lo que pidió ayuda a sus fans a través de su web personal. La respuesta fue espectacular y permitió a la exactriz saldar sus deudas y salir adelante.

Aunque nunca ha llegado a superar la muerte de su marido -y sufrió un periodo de agudo alcoholismo que la llevó a sesiones de Alcohólicos Anónimos durante años- Asia Carrera vive relativamente feliz con sus dos hijos en el anonimato del desierto de Utah.

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Lena Paul: "El porno ha hecho que recupere mi faceta creativa"
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados