Historias del porno La viticultora X

Savanna Samson es de aquellas mujeres que, como los buenos vinos, mejoran con la edad. Tanto, que ahora mismo es, además de una leyenda internacional del erotismo (ya retirada) una viticultura de fama y prestigio.

Savanna Samson
Paco Gisbert | 05/01/2017 - 10:16

En septiembre de 2006, el prestigioso crítico gastronómico Robert M. Parker, en su columna de los domingos del ‘New York Times’, calificó el vino Sogno Uno con un 91 sobre 100 puntos, una de las más altas puntuaciones otorgadas a un caldo por Parker esta temporada. La noticia no habría pasado de ser una pequeña pista para los enólogos si no hubiera sido porque, detrás de ese sensacional vino, estaba la actriz porno Savanna Samson.

Pero es que Savanna Samson no fue una actriz porno cualquiera. Nacida en Rochester (Nueva York) hace 49 años, en el seno de una familia católica, Samson fue una de las bailarinas más populares del neoyorquino club Score, uno de los más prestigiosos de la ciudad de los rascacielos, regentado por el locutor radiofónico Howard Stern.

De la mano de Stern, Savanna tuvo una curiosa participación en el programa de radio más caliente de la noche americana: Howard y sus compañeros de estudio apostaban dinero sobre la habilidad de la bailarina para contestar preguntas de cultura general. Normalmente perdían, porque Savanna era una mujer culta y con buena formación.

 

Un extraño noviazgo

En aquella época, salía con Danny, un joven neoyorquino que insistía en ver a su novia en películas X. Tan extraña perversión se materializó en una llamada a Rocco Siffredi, quien la contrató para trabajar en una escena de ‘Rocco meets an American Angel in Paris’, lo que constituiría el regalo de bodas de Savanna al que sería su marido. Esa escena, tan fogosa como las que suele protagonizar Rocco, le abrió las puertas del cine X, ya que, sólo un par de años después, la compañía Vivid la contrató en exclusiva pese a que su única experiencia en el porno se limitaba a la película de Rocco.

Savanna Samson

 

Fue el principio de una carrera en el porno en la que Savanna Samson no resultó ser una actriz X del montón. Siguió colaborando en el programa de Howard Stern, apareció como invitada en el famoso late night de David Letterman (un privilegio al alcance de pocas actrices del género), la revista ‘Vanity Fair’ le dedicó un reportaje en exclusiva, presentó el programa de radio ‘Raw Dog’, en la cadena por satélite Syrius, fundó su propia compañía para producir una película X de calidad al año e incluso llegó a ser corresponsal política de la cadena Fox.

Todo ello sin abandonar el porno, en el que alcanzó su cénit en 2005, al ganar el AVN Award a la mejor actriz por su interpretación en ‘The New Devil in Miss Jones’, de Paul Thomas.

 

Vuelta a las raíces

Pero Savanna, de ascendencia italiana y escocesa, tenía una deuda pendiente con sus ancestros. Desde bien joven había sentido una atracción especial por el vino, de manera que comenzó a viajar a Francia e Italia y, con el asesoramiento de Roberto Cipresso, un productor vinícola italiano que había trabajado para el Papa Juan Pablo II, pensó en montar su propia bodega.

Ambos formaron un equipo impecable, ya que a la sapiencia de Cipresso se unió la intuición de Samson para elaborar Sogno Uno, un vino realizado a partir de una compleja combinación de uvas italianas elegidas personalmente por la actriz X. Fue el primer gran caldo de su bodega, establecida en la finca La Fiorita, en Montalcino, en la región de la Toscana, que adquirió Samson hace cinco años, cuando se retiró definitivamente del porno.

Savanna Samson

Savanna Samson

Savanna Samson

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados