Vicio y subcultura Las superheroínas son las nuevas sex symbols

De Scarlett Johansson a Natalie Portman pasando por Elodie Yung, Cobie Smulders o Evangeline Lily, Blánquez pasa revista a las mujeres de otro mundo, multimillonarias en capital erótico, que están tiñendo de vicio y subcultura las pelis de superhéroes modernas.

Scarlett Johansonn, Viuda Negra
Javier Blánquez | 30/03/2016 - 13:57

Uno de los pasatiempos más disfrutados por la crítica cinematográfica este fin de semana, casi llegando a extremos sádicos, ha sido el de atizarle muy duramente a ‘Batman v. Superman. El amanecer de la justicia’.

La película, para resumirlo en muy pocas palabras, es una puta mierda, y así es como quedará para los siglos el dictamen conjunto que han presentado los jueces del buen gusto (aunque no tan chunga como la de ‘Los 4 Fantásticos’, que esa ha provocado hasta vomiteras).

No es misión de este blog el poner los puntos sobre las íes en lo que se refiere a las carencias o virtudes de esta clase de productos de entretenimiento, aquí hablamos básicamente de señoras y de vividores, aunque es bien sabido que nunca le hacemos ascos a las palomitas y a la basurilla consumista bien cargada de mamporros, efectos especiales y, a poder ser, algo de muslo. Pero el estreno de ‘Batman v. Superman’ nos sirve para hablar de una cuestión muy importante: la imparable fábrica de sex symbols que se ha organizado alrededor del cine de superhéroes.

 

Combustible erótico

Si hay que buscar un argumento en favor de la gran apuesta de DC Comics para sacar adelante su propio universo cinematográfico y poder competir de igual a igual con la lucrativa maquinaria de Marvel, lo buscaríamos en el personaje secundario de Wonder Woman, que se estrena aquí pero que promete protagonizar como mínimo un par de secuelas. Y ahí la tenemos: encarnada por la modelo israelí Gal Gadot, embutida en cuero como si fuera una versión skinny de Lucy Lawless en ‘Xena, la princesa guerrera’, mucho más estilizada y letal.

Gal Galot, Wonder Woman

Gal Gadot era una moza que estaba en nuestro radar desde sus fugaces apariciones en la serie ‘Fast & Furious’, pero le costaba dar el paso de secundaria florero a protagonista de los mejores momentos de pelis de audiencia masiva. Hurgando más en fondo en su biografía, de todos modos, era fácil imaginarse que Gadot pelearía hasta el final: al fin y al cabo, estamos ante una mujer (de bandera) que ha compaginado el ejército con los anuncios de coches, y que tanto te puede dar una hostia con la mano abierta como servir de imagen delicada para una firma de lujo. Si andábamos cortos de mitos eróticos con fondo hardcore, aquí llega ella.

 

Los orígenes

Todo esto de las mozas de armas tomar en la cosa de los superhéroes comenzó, más o menos, con la Viuda Negra de Scarlett Johansson. Era lo que quería el personal, por otra parte: una hembra superior embutida en látex, marcando hasta el último grado de unas curvas vertiginosas, que no sólo te recitaba a Salustio y Cicerón en latín, sino que además se marcaba acrobáticas llaves de judo -ideales para sugerir ingle o cuartos traseros/tren inferior- y, en general, daba una muy buena impresión de superioridad.

Cada vez que la Viuda Negra aparecía en escenas de ‘Los Vengadores’ o ‘Capitán América: El soldado de invierno’, hacíamos la ola en el cine, celebrando el tronío y la capacidad atlética de tan rotundo milagro de la naturaleza. Ni qué decir tiene que, cuando se estrene la tercera del Capi, ‘Civil War’, ahí estaremos con toda el ansia viva, esperando a que aparezca Scarlett como si fuera una morcilla rubia para dar por buenos los euros de la entrada.

Scarlett Johansonn, Viuda Negra

Es una pena que nunca se haya propuesto un proyecto especial sólo para la Viuda Negra, como sí se ha hecho con otros personajes Marvel, pero en cualquier caso su importancia en toda esta historia ya está ahí: superhéroes no es únicamente equivalente a capas y calzoncillos, sino también a chicas tan hot como las hay en las pelis de James Bond.

 

Así, cuando se estrena una nueva película o serie del gremio, hay que fijarse en las secundarias femeninas, porque ahí encontraremos talento y genética por un tubo. Por ejemplo, en la simplemente alimenticia serie ‘Agentes de S.H.I.E.L.D.’ tenemos a Chloe Bennett, que hace de la hacker Skye, y que, aunque es una belleza de telefilme, le da lustre a un producto que como mucho sirve para engrosar la programación de los canales temáticos de la TDT.

Chloe Bennet

Pero en la franquicia de ‘Thor’, que tiene mucho más presupuesto, ahí ya nos encontramos con Natalie Portman, que sin llegar a ser Scarlett -mucho más esférica y desenfadada en el gesto-, alegra harto la vista, y relaja ese exceso de testosterona y el festín de músculo que por momentos nos recuerda más a las películas de gladiadores que le gustaban al piloto de ‘Aterriza como puedas’, más que a las broncas cósmicas de los superhéroes.

La corriente ya no falla: después de la primera buena temporada de ‘Daredevil’ en Netflix, ahora llega la segunda y, cómo no, por fin tenemos el personaje de Elektra, que protagoniza Elodie Yung, una tanqueta francesa de sangre camboyana que también levanta el espíritu (y la mano para atizar cuatro sopas).

Elodie-Yung-2

No queremos olvidarnos de Cobie Smulders (muy top en ‘Vengadores’ y también cuando aparece como guest stars en ‘Agentes de S.H.I.E.L.D.’), ni de Elizabeth Olsen, que ya tiene hecho a su medida el papel de la Bruja Escarlata, ni del afortunado casting de Evangeline Lily en ‘Ant-Man’, después de haber hecho de elfa en ‘El Hobbit’, un papel que le sentó la mar de bien porque ya sabemos que, desde ‘Perdidos’, Evangeline es especialista en no mover los músculos de la cara, en mostrarse más fría que un témpano, marmórea y rígida como una cariátide. Ahora bien, como su siguiente papel será transformarse a su vez en superheroína -será la Avispa en la nueva de la saga ‘Ant-Man’-, estamos seguros de que lucirá estupenda en mallas.

Y recibamos con honores a Krysten Ritter, protagonista absoluta de Jessica Jones, la heroína de Marvel que más duro pega, que más guarro folla y que más al límite del vicio vive. La tendremos también en ‘Los Defensores’ y, qué quieren que les diga, hace tiempo que vivimos sin vivir en nosotros. Pocas veces un producto de superhéroes había dado tantísimo morbo.

Krysten Ritter, Jessica Jones

De todos modos, hay un giro inesperado en esta historia y que nos va a dar grandes alegrías en el futuro, que es la obsesión incipiente que empieza a tener Hollywood por versionar clásicos de la animación japonesa en imagen real, y que ya ha confirmado a dos mozas de tomo y lomo en papeles protagonistas de los que nos harán izar la bandera. Una vez más, no nos libramos de Scarlett, que será la Mayor Kusanagi en la adaptación de ‘Ghost in the Shell’ que está rodando Rupert Sanders (‘Blancanieves y la leyenda del cazador’) y que se estrenará en 2017.

Kusanagi es un cyborg, pero es un cyborg con todo muy bien puesto, y en las películas anime y en los manga ya tenía madera de sex symbol dibujado. Estamos seguros de que Scarlett le dará la rotundidad que se merece. Pero lo que más nos apetece es ver a Margaret Qualley, la hija asqueada de la serie ‘The Leftovers’, como Misa Amane en la nueva versión americana de ‘Death Note’, uno de los animes más bestias de la historia, sobre un chaval que puede apuntar los nombres que quiera en un cuaderno, y sea cual sea el nombre, esa persona la palma a los cinco minutos.

El público freaky siempre ha sido muy de reverenciar a sus ídolos sexuales, de mantenerse fiel hasta el final. Sólo hacía falta que, aquello que existía sólo en viñeta o en dibujo, se materializara en carne y hueso con tan ilustres embajadoras del bello sexo. En definitiva, aunque las películas puedan ser malas, damos gracias a los productores de estos entretenimientos superheroicos por los buenos alimentos que nos aportan a la vista. Sólo les pedimos que no bajen el nivel, que está francamente en erección, o sea, en línea ascendente.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Marlene Mourreau, el retorno de la pantera francesa
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

2 Responses to Las superheroínas son las nuevas sex symbols

  1. No sabria con cual de todas quedarme, cada una tiene su puntazo. Igual Scarlett sería la mejor opcion…..

  2. me encantan el reportaje y los modelos que lucen y como lucen en la gran pantalla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Current day month ye@r *

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados