¿Medio millón de dólares para Courtney Stodden?

Insólita puja en el porno americano. Varias productoras se disputan la virginidad (ante las cámaras) de una lolita que acaba de alcanzar la mayoría de edad pero ya lleva un par de años abriéndose paso hacia el estrellato de escándalo en escándalo.

Courtney Stodden
07/12/2012 - 1:01

Ha batido récords de precocidad en todos los ámbitos imaginables. Courtney Stodden, modelo, cantante, actriz y concursante de reality estadounidense nacida en Tacoma, en el estado de Washington, cumplió 18 años el pasado 29 de agosto, pero antes de llegar a la mayoría de edad ya acumulaba un matrimonio contra toda lógica, incontables escándalos y tres operaciones de cirugía estética.

Courtney alcanzó el estatus de celebrity en su país con solo 16 años, cuando hizo público en un reality de sobremesa que acababa de casarse con su profesor de interpretación, el popular actor Doug Hutchinson, de 51 años. Durante su luna de miel en Malibu, varios hoteles se negaron a dejar que compartiese la suite nupcial con su marido por ser menor de edad. Desde entonces, la (mala) reputación de esta lolita procaz, vulgar y malhablada, pésima cantante y aún peor intérprete, pero de un atractivo que salta a la vista, no ha dejado de crecer.

El día en que Courtney llegaba a la mayoría de edad era una fecha marcada a fuego en el calendario de las principales productoras norteamericanas de cine para adultos, siempre a la caza y captura de personajes con cierto tirón mediático dispuestos a practicar sexo ante una camara. Al menos dos de ellas ya le han hecho ofertas en firme, y las cifras que se barajan rondan el medio millón de dólares.

El color del dinero

Mofos.com, sello especializado en porno amateur y cástings de debutantes, mostró un especial interés en rodar una escena con ella el día de su cumpleaños, y hoy le ofrece un contrato en exclusiva para rodar un mínimo de cuatro escenas hardcore en los próximos meses. En cuanto a los responsables de Twistys.com, se conforman con que ruede una única escena y le ofrecen la posibilidad de elegir director, temática y compañero (o compañera) de reparto.

Courtney ya ha declarado que ve el porno como una interesante perspectiva laboral y que está dispuesta a considerar todas las ofertas que reciba, pero de momento sigue deshojando la margarita. Después de todo, el medio millón que se le ofrece es solo la mitad de lo que Martin Ellison, director de sex.com, estaba dispuesto a pagar a una muy poco predispuesta Miley Cyrus por participar en una escena softcore con la pornostar Jessie Andrews, y algo menos de lo que Wicked Pictures le está pagando ya por cuatro películas a la también televisiva Nadya ‘Octomom’ Suleman. Incluso una pobre perturbada como la exdelincuente juvenil Amy Fisher (encarcelada a los 17 por pegarle un tiro a la esposa de su amante) se lo llevó calentito cuando, en 2007, siendo ya una bastante apetecible MILF, decidió debutar en el cine X.

Courtney sabe que su trayectoria como personajillo de la farándula televisiva más aceitosa y sus 18 años recién cumplidos valen su peso en oro, y está dispuesta a hacerlos valer en la puja para hacerse con sus servicios. Tal vez el millón rechazado por Miley sea una cifra a su alcance.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados