Miranda Kerr cada día nos gusta más

Dicen que el secreto de su éxito es que es la ‘chica de al lado’ más guapa en años. Sea por lo que sea, la australiana es una de las modelos más cotizadas del planeta y una de las que más nos gusta. Somos así de blanditos.

Miranda Kerr
Xavi Sancho | 11/03/2013 - 16:41

La verdad es que hasta hace unos cinco minutos no pensábamos que la leche de coco pudiera servir para poco más que para cocinar curry. A ver, no es que nos parezca poco el curry en sí mismo, es que no le adivinábamos demasiada versatilidad al producto. Pero documentándonos sobre esta modelo australiana de 29 años, la primera de su país en convertirse en ángel de Victoria’s Secret y novena maniquí con más volumen de facturación el año pasado (3 millones de dólares) hemos descubierto que la leche de coco, además de para hacer un delicioso korma, es el secreto del cutis perfecto de la esposa de Orlando Bloom. Y es que al lado de la nueva imagen de Mango se aprende mucho, aunque visto el anuncio y los movimientos de la chica uno no pueda evitar pensar que lo rodó en pleno ataque ciática.

Miranda nació en un pueblo cercan de Sidney, en el seno de una familia que poseía una granja. Así, se pasó su infancia montando a caballo, alimentando animales y rodando en moto por caminos no asfaltados, A los 14 años, sus padres decidieron mudarse  a Brisbane, y la ciudad surtió un efecto inmediato en la pequeña Miranda, que se apuntó al concurso de modelos de Dolly, una conocida firma de ropa juvenil de las antípodas. Lo ganó. Poco a poco, fue acumulando contratos en su Australia natal, hasta entrar en la armada Victoria’s Secret en 2007, posar en el célebre calendario Pirelli obra de Terry Richardson y que en 2010 puso patas arriba durante más de una semana la ciudad brasileña de Bahia. Por aquel entonces, la carrera de la modelo parecía alejarse cada día más de su sueño de infancia: desfilar para marcas de alta costura en París. Ninguna marca de lujo iba a fijarse en la cuarta maniquí más sexy según Models.com, la mujer más guapa del universo para Esquire y una de las más bellas de la historia según Men’s Health. Pero entonces, Balenciaga acudió a su rescate, y de la noche a la mañana, Kerr se convirtió en una de las pocas modelos que es capaz de compaginar lo sexy con lo menos sexy del mundo, o sea, la alta costura parisina.

Pero no todo han sido alegrías en la vida de esta budista. A los 14, tras posar para Dolly, algunos medios australianos calificaron sus imágenes como pedofilia enmascarada. Miranda era demasiado joven incluso para comentar el tema. Años más tarde, durante una entrevista con un banquero en la tele australiana, en el fondo de plano, se veía a un compañero de oficina mirando fotos de Kerr en bikini en su ordenador. El hombre perdió el trabajo y la modelo tuvo que interceder para que lo readmitieran. Además, Kerr, junto a su marido, Orlando Bloom, es una de las célebres víctimas del Bling Ring, esa banda de adolescentes que durante meses se dedicó a colarse en las mansiones de los famosos en Beverly Hills. En casa de Paris Hilton le dieron a la cocaína, y en la de Bloom y Kerr se mearon en las azaleas y les robaron el anillo de compromiso. El pedrusco fue recuperado, y Lara celebrarlo, hace unos días Miranda nos obsequiaba con su primer posado en top less.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados