Historias del porno Nueve años sin Marilyn

Hace unos días que se cumplieron nueve años de la desaparición de Marilyn Chambers, la mejor actriz de la historia del cine X pese a haber protagonizado escasamente una treintena de películas.

Marilyn Chambers
Paco Gisbert | 17/04/2018 - 9:28

Hace algunos años, el director y autor teatral Albert Boadella tuvo la idea de escribir una obra relacionada con el porno para que la representara su compañía, Els Joglars. Boadella me pidió documentación para entender los mecanismos narrativos del cine X y yo le pasé vídeos de filmes clásicos y libros sobre la historia del género con el fin de que trabajara en el tema.

Unas semanas más tarde, cuando Els Joglars llegaron a Valencia en una gira para conmemorar sus 40 años de existencia, Albert y yo estuvimos charlando sobre la documentación que le había prestado. Me dijo que, de entre todo lo que había visto, había algo que le había sorprendido. Una actriz que transmitía a la cámara como ninguna lo que estaba sintiendo en cada escena dramática y cada escena sexual. Para él, aquella chica era una de las mejores actrices que había visto en su vida.
Aquella actriz que había impresionado a Boadella era Marilyn Chambers.

El pasado 12 de abril se cumplieron nueve años desde que, una mañana, su hija de 17 años acudió a visitarla a la modesta casa en la que vivía, en Santa Clarita (California) y encontró el cuerpo sin vida de la actriz. Estaba a punto de cumplir 57 años de una vida extraordinariamente intensa.

marilyn chambers

Marilyn Chambers nació como Marilyn Briggs en el seno de una familia de clase media, en la que su padre era publicista. Su vocación actoral le llegó bien pronto y la joven se lanzó a conquistar el mundo en plena revolución sexual de los 60, animada por los aromas a marihuana y la ilusión del LSD. Consiguió un pequeño papel en ‘La gatita y el búho’, de Herbert Ross, con Barbra Streisand como reclamo comercial, y, poco después de cruzó con los dos hermanos que le iban a cambiar la vida.

marilyn chambers

Fue en San Francisco, una mañana de primavera de 1972, en un local de Tennessee Street donde Jim y Artie Mitchell habían convocado un cásting para reclutar actores y actrices para su primer largometraje: ‘Tras la puerta verde‘.

Marilyn, que se había instalado en la ciudad de la bahía después del estreno de ‘La gatita y el búho‘ en la costa oeste, acudió a probar suerte, pero, cuando vio que el papel que se buscaba incluía sexo explícito, se dio la vuelta dispuesta a abandonar el local. Artie Mitchell, que la había visto desde el altillo, la paró en la puerta, justo cuando estaba a punto de salir y le dijo:

  • ¿Nos fumamos un canuto juntos y charlamos?

marilyn chambers

A Marilyn, la forma de entrarle de Artie le pareció divertida y acabó por fumarse aquel porro con él y, tras una conversación sazonada con el aroma de la maría, terminó por aceptar ser la protagonista de ‘Tras la puerta verde’. Aceptó convertirse en Marilyn Chambers.

Desde aquel momento vivió otra vida, muy diferente a la que esperaba. Si hubiera salido definitivamente de las oficinas de los Mitchell sin pararse a fumar el porro, quizás habría sido una semianónima secundaria en películas de serie B, una actriz que nadie recordaría. Pero Marilyn Chambers fue la gran estrella del porno americano durante dos décadas y probablemente la mejor actriz X de la historia, entendiendo como tal la mujer que mejor supo interpretar sus personajes, follando y sin follar, en la pantalla.

Rabia

Hizo cine convencional, incluso con Cronenberg, ganó mucho dinero bailando en clubes que la contrataban a cambio de suculentos cachés, y protagonizó un puñado de películas X, apenas una veintena en su juventud y una docena de vídeos cuando regresó, ya convertida en una MILF, con 47 años de edad y un sueldo de 300.000 dólares. Nunca hizo proezas de esas que se llevan ahora en el porno, en las que se compite para ver cuántas pollas pueden caber en un culo.

Fue otra cosa muy diferente a lo que entendemos por una pornostar. Fue, sobre todo, el mito viviente de un cine X que ya no existe.

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Violeta (MYHYV): "En el sexo soy egoísta, busco mi propio placer".
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados