Historias del porno Palabras para Julia

Recuperamos esta vez la extraordinaria historia de Julia Chanel, que debutó en el porno francés a los 18 años y acabo desarrollando una fértil carrera como activista, presentadora de televisión, productora musical y cantante.

Julia Chanel
Paco Gisbert | 24/01/2018 - 10:01

Hay chicas que acceden al porno buscando fama, dinero rápido o sentirse importantes. Y hay chicas a las que el porno encuentra, que, durante unos años, se convierten en actrices X, pero para las que el hecho de practicar sexo delante de una cámara no es más que un eslabón más en su carrera profesional, casi una anécdota. Julia Chanel, una de las primeras actrices mestizas del triple X europeo, pertenece a esta segunda categoría.

Y es que Julia encontró el porno de manera fortuita, cuando el director y productor alemán Nils Molitor, la descubrió a los 18 años después de haber sido modelo, primero de publicidad y más tarde de publicaciones eróticas, como ‘Playboy’ o la edición australiana de ‘Penthouse’.

Para llegar hasta ahí, Julia Pinel, su nombre real, hubo de superar una infancia feliz pero con dificultades económicas, en uno de los barrios más deprimidos de los alrededores de París. Hija de padre maliense y madre francesa de origen italiano, Julia soñaba con abandonar ese barrio y se preparó estudiando italiano en La Sorbonne y, aprovechando su belleza, posando para diversos medios.

Hasta que llegó el porno a su vida y Julia, como una oportunidad laboral, lo aprovechó sin remilgos. Desde su debut, en 1992, hasta su retirada, en 1996, fue una de las grandes actrices de la segunda época dorada del porno francés y participó en verdaderos clásicos del cine X europeo, como ‘El perfume de Mathilde’, de Marc Dorcel, ‘Rêves de cuir’, de Francis Leroi, o ‘Adolescencia perversa’, de Mario Salieri.

Julia Chanel

 

En 1994, decidió dar al salto al porno norteamericano, pero no obtuvo el premio de algún papel importante y siguió compaginando su trabajo en Italia, Francia o Alemania con esporádicas presencias en el porno USA. Al mismo tiempo, la belleza exótica de Julia llamó la atención de los productores franceses de cine convencional y se la puede ver en pequeños papeles en filmes como ‘Les truffes’, de Bernard Nauer, o ‘Coup de vice’, de Patrick Levy.

 

Por un sexo seguro

En 1996, después de participar en un reportaje para ‘Hot Vidéo’ sobre los enfermos de Sida en el Congo, vuelve a Francia destrozada por lo que ha visto y decidida a convertirse en una activa luchadora contra la enfermedad. Pero el porno francés, que vive tiempos de gloria, no está por la labor de utilizar preservativos en las escenas y de implementar medidas profilácticas que sirvan como ejemplo para los espectadores.

Las palabras de Julia caen en saco roto y la joven, que tiene entonces 26 años, toma la determinación de dejar el porno, justo en el momento en el que recibe una oferta de Vivid para convertirse en ‘contract girl’ de la todopoderosa productora.

Julia Chanel

 

Pero Julia Chanel tenía otros planes, que tienen que ver con explotar su belleza, su talento y su capacidad para utilizar las palabras. Comienza a trabajar en el mundo de la televisión, en el que entra a través de la cadena musical MCM y que culmina con diversos trabajos para Canal +, el último de ellos como presentadora de ‘Le journal du hard’, el legendario programa de información sobre cine X, durante seis meses. Pero el hecho de que los productores solo la requieran como busto parlante, la hacen rebelarse y dejar la televisión.

Desde entonces, su carrera profesional se ha centrado en el hip hop, primero como presentadora de un espacio televisivo dedicado a ese género musical, luego como musa de muchos de los cantantes franceses y, por último, como cantante y productora de discos.

 

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Christina Rapado: "He sido tan mala que hasta mi prima, Pilar Rubio, se avergonzaba de mí"
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados