Porn In The USA Riley Reid se marca una escena salvaje para BlackedRaw

Justo cuando parecía que Riley Reid estaba empezando a bajar el pistón para centrarse en producir contenidos algo más soft en su propia plataforma, acaba de sorprendernos con la escena más cruda, morbosa y salvaje del verano.

Riley Reid
Álvaro García Montoliu | 27/06/2018 - 11:53

Se mire por donde se mire, el estreno del canal Blacked Raw ha sido una de las grandes noticias pornográficas de los últimos meses, y es que en su poco más de medio año de andadura, la plataforma interracial del pornógrafo galo Greg Lansky ha ido jugando con el formato para dar con escenas variadas.

Nunca sabes qué puedes esperar de la nueva mierda de BR, solo que habrá mucho vicio, mucha nocturnidad y una cuadrilla de sementales negros sedientos de las ninfas blancas más infartantes del momento.

Por Blacked Raw ya han pasado muchas de las grandes del porno contemporáneo como Lana Rhoades, Keisha Grey, Kendra Sunderland, Adriana Chechik, Abigail Mac y otras starlets de relumbrón. Descartada Eva Lovia por su rifirrafe con Lansky, parecía como si tarde o temprano Riley Reid tuviese que pasarse por ahí, como finalmente así ha sido.

Riley llevaba unos meses más centrada en su propia plataforma, algo que incomprensiblemente también está haciendo la mencionada Lovia justo cuando atravesaba el mejor momento de su carrera, pero acaso consciente de que como más brilla es ante la cámara y los focos de Lansky, la sonrisa del porno se ha decidido a volver a la casa del francés, justo un año después de que nos salvase el verano con ese incendiario trío anal junto a Eva y Manuel Ferrara, una escena que difícilmente olvidaremos los amantes del porno chic.

Riley Reid

 

A toda mecha

La que Riley protagoniza junto a seis potros (entre los que se incluye nuestro actor fetiche Jason Luv, a quien pronto se le dedicará aquí una loa a la altura de su talento) es, nunca mejor dicho, como la noche y el día. Lansky no se anda con rodeos en la escena, que sobrepasa la hora de duración en lo que probablemente sea un récord suyo.

Lejos del trap y la EDM de brocha gorda que suele musicar los preliminares del porno actual, Lansky apuesta por una electrónica sofisticada y una fotografía y estética al estilo de ‘The Girlfriend Experience’. Tras pelearse Riley con su novio decide ejercer su particular venganza lanzándose a la pista de baile y conquistando a seis deidades de ébano. A los dos minutos, ya están llevando la acción al dormitorio, dando inicio así a una de las gangbangs más salvajes que se recuerda, con doble penetración incluida.

El verano ya está aquí, y justo cuando el calor más aprieta y la libido se dispara por las nubes, llega Lansky para salvárnoslo nuevamente con la mejor mierda del verano.

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
La orgía veraniega de Isabel Castell
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados