Historias del porno Sexo, drogas y nu metal

Tras un par de semanas de cierre por vacaciones, vuelven Gisbert y sus historias del porno trayéndonos esta vez la crónica de un descenso a los infiernos en la que todo es de una dureza extrema, de las drogas al sexo pasando por la música.

Deven Davis
Paco Gisbert | 27/08/2018 - 11:46

La semana pasada, los medios de comunicación se hacían eco de la muerte de Deven Davis, esposa del músico californiano Jonathan Davis, líder y cantante de la banda Korn. La banda de nu metal, fundada en 1993 por el propio Davis, vivió sus mejores años a finales de los 90 y comienzos del nuevo siglo, cuando su metal alternativo consiguió vender más de 10 millones de discos en todo el mundo con el álbum ‘Follow the Leader’.

Jonathan y Deven Davis se casaron en Hawái en octubre de 2004, tuvieron dos hijos a los que bautizaron con nombres tan estrambóticos como Pirate y Zeppelin, y se separaron en 2016, aunque la educación de sus hijos los mantenía en permanente contacto. Cuando formalizaron su unión, Deven Davis ya había participado como actriz en siete películas X, aunque en ninguna de ellas tiene contacto directo con ningún varón.

Su historia es la de muchas chicas nacidas en el medio Oeste norteamericano y que soñaba con una carrera estelar en California o Nueva York. Deven Augustina Schuette nació en Findlay, Ohio, el 6 de abril de 1979 y se trasladó a California al cumplir los 18 años para trabajar como modelo.

 

La señora Davis

En sus primeros trabajos, cambió su apellido por el de Davis, por una cuestión de sonoridad comercial, pero el destino acabaría adjudicándole aquel patronímico de por vida cuando contrajo matrimonio con el cantante de los Korn. A los 20 años, Deven Davis aceptó participar en una serie de películas porno tituladas ‘Perfect Pink’, dirigidas y protagonizadas por Jill Kelly, a cambio de interpretar solamente escenas lésbicas.

Deven Davis 3

 

A las cuatro cintas de la serie, hay que sumar en su filmografía ‘Perfect Smiles’, un filme de Jim Holliday para la VCA en el que intervenía en una multitudinaria orgía pero alejada de los penes más traviesos, y ‘Pretty Girls’, una especie de recopilación de masturbaciones femeninas dirigida por Michael Raven.

En su séptima película X, ‘Body Language’, también de Raven, ni siquiera tenía sexo. Todas sus películas porno las realizó en 1999, antes de retirarse para fichar por la agencia de modelos Ford y trabajar eventualmente como portavoz de la productora de cine X Jill Kelly Productions.

Cuando se convirtió en la señora Davis, Deven ya tenía un problema con las drogas, que arrastraría durante 20 años. Adicta a la heroína, la exactriz X recibió una orden de alejamiento respecto a su marido y sus hijos unas horas antes de que su cuerpo apareciera sin vida en su casa de Malibú, el pasado 17 de agosto.

Precisamente esa casa había intentado ser la piedra angular de su nueva vida desde que la pareja se trasladó allí, en 2006, y desde la cual ambos comenzaron a realizar actividades filantrópicas y Deven a regentar una tienda de ropa. La pareja, sin embargo, se acabó separando en 2016 debido a “diferencias irreconciliables”, un eufemismo de Jonathan para explicar que había tirado la toalla en el intento de alejar a su mujer de las drogas y el alcohol.

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Christina Rapado: "He sido tan mala que hasta mi prima, Pilar Rubio, se avergonzaba de mí"
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados