Kesha sigue sin ser de este mundo

Kesha estrena single, su álbum está al caer y empieza a dejar atrás los múltiples líos, judiciales y de todo tipo, en que anda metida de un tiempo a esta parte. Suficiente para que la traigamos por aquí y comprobemos hasta qué punto lo suyo no es de este mundo.

Kesha
Álvaro García Montoliu | 17/07/2017 - 10:05

Hubo un momento, a principios de esta década, en que daba la sensación de que Ke$ha estaba destinada a comerse el mundo. Su carta de presentación, ‘Right Round’, junto al rapero Flo Rida ya empezaba a dar una idea de su potencial, y un año después, en 2010, lo refrendó con el lanzamiento de su álbum de debut, ‘Animal’.

Fue un trabajo, en fin, en el que la estrella pop coqueteaba con el entonces pujante sonido EDM acompañada por una constelación de productores que han definido el sonido de la radiofórmula en los años venideros: Max Martin, bautizado como el Rey Midas del pop, Benny Blanco y Greg Kurstin. Entre bambalinas también figuraba un nombre que, entonces, no se sabía que iba a protagonizar desagradables titulares, el de Lukasz Gottwald, también conocido como Dr. Luke.

A partir de 2014, sin embargo, las cosas empezaron a torcerse para la californiana, que tras pasar una temporada en rehabilitación decidió quitarse el símbolo del dólar y usar a partir de entonces su nombre de pila. En octubre de ese mismo año denunció a Dr. Luke por supuesto acoso sexual, violencia de género, abuso emocional y violación.

Kesha

 

Una estrella en los tribunales

Empezó así uno de los litigios más largos y desagradables que se conocen en la historia reciente del pop. Finalmente, la juez rechazó hace poco más de un año todas esas acusaciones. Por el camino, además, Kesha intentó quedar liberada de su contrato con el sello de Dr. Luke, Kemosabe, algo que no consiguió hasta hace poco.

Por eso, el retorno de Kesha al ruedo pop es probablemente uno de los acontecimientos del año. Y, por eso mismo, tras haber lanzado ya dos singles en una sola semana y con las expectativas tan disparadas como estaban, el chasco ha sido significativo.

A principios de julio lanzó el primero de los avances, ‘Praying’, en el que no faltaban reproches al que fue su valedor en los inicios de su carrera. Una balada al piano de toques góspel algo insulsa y, sin duda, lejos de ser el golpe encima de la mesa que cabría esperar de ella. La semana pasada compartió un segundo y empoderador avance, ‘Woman’, que confirmaba su giro a sonoridades negras acompañada por The Dap-Kings y que dejaba un mejor sabor de boca.

Así bien, tendremos que esperar hasta el 11 de agosto para escuchar ‘Rainbow’, su tercer álbum al completo, y ver si se está guardando las mejores cartas para dicho lanzamiento. En él, por cierto, habrá otros colaboradores como el dúo rock Eagles of Death Metal y la legendaria Dolly Parton.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Jimena Lago: "El valor de una actriz X no se mide por el número de pollas que le meten"
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados