Nicole Aniston sigue sin ser de este mundo

No es de este mundo. Todo lo contrario, la actriz de San Diego, a sus 30 años, nos parece más de otra galaxia que nunca, ahora que está relanzando su carrera por todo lo alto de la mano del que fue su primer motor, Greg Lansky.

Nicole Aniston
Álvaro García Montoliu | 22/11/2017 - 13:09

Antes que nada queremos volver a dejar claro que Greg Lansky no invierte ni un museo dólar en ‘Primera Línea’. Y, ojo, no queremos su dinero, solo su arte.

Pero lo del pornógrafo francés, en definitiva, no tiene nombre, y es que no hay semana que no nos sirva escenas de alto voltaje como la que te hablábamos el lunes del retorno al porno heterosexual de Tori Black, o la que se estrenó ayer: un tórrido interracial entre Lana Rhoades y el tatuado Jason Luv para Blacked.

Pero como de Lana Rhoades ya te hemos hablado en multitud de ocasiones, hoy toca hacerlo de Nicole Aniston, una rutilante figura del triple X que, sin embargo, hacía tiempo que no se acercaba por estas páginas.

Esta tarde Lansky liberará una incendiaria escena anal a través de Tushy en la que la rotunda starlette se lo monta con el emperador austríaco X Mick Blue con guiños a ‘Los vigilantes de la playa’ incluidos.

Nicole Aniston

 

Un fogoso polvo, en fin, que nos recuerda que la californiana sigue sin ser de este mundo. También uno con el que, en cierto modo, cierra un círculo, pues fue bajo la dirección de Lansky como se estrenó en el porno.

 

Un debutante tardía

De Nicole siempre se ha destacado que empezó en esto del ñogo ñogo filmado a una edad relativamente tardía, los 22 años. En realidad, ocurrió todo bastante de rebote. Ni era consumidora de porno, ni se describía como una persona experimentada en el sexo cuando la industria llamó a sus puertas. Quién diría que siete años después se convertiría en el portento pornográfico que hoy es.

Tampoco en su adolescencia había claros indicios de su posterior carrera, si bien si se desprendía una cierta rebeldía. “Salía con los chicos del Club de Teatro, algunos geeks musicales, fumetas y la pandilla gótica. No me gustaban todas las gilipolleces de instituto y tenía dificultades a la hora de socializarme y aprender en clases con tantos alumnos gracias a la enseñanza pública”, concedía en una entrevista a Fleshbot.

Nicole Aniston

 

En los inicios de su carrera erótica, mientras trabajaba para la leyenda Holly Randall, encontró en el mismo plató su nombre artístico al añadir el apellido Aniston a su nombre real. El resto, como se suele decir, es historia.

En siete años a Nicole Aniston le ha dado tiempo de protagonizar más de 300 escenas para productoras como Naughty America, que fue de las primeras que confió ciegamente en su talento al contratarla como estrella fija de su plantel.

De ella se pueden destacar muchos hitos, como protagonizar la parodia de Axel Braun ‘Thor XXX’, ser Pet of the Month para el referente del erotismo ‘Penthouse’ o conseguir una nominación a la Starlet of the Year en los XBIZ Awards menos de dos años después de su debut.

En los últimos meses, además, Nicole se ha abierto campo en territorios por explorar como el interracial. Cómo no, fue Lansky quien se llevó tan sonado debut en su plataforma Blacked. Una reticencia que sus fans reprochaban en redes sociales, donde es sorprendemente activa, y que ella justificaba diciendo que su familia le había rogado que no probase rabo negro en pantalla.

En fin, ¿es o no de este mundo?

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados