Esto pasa Tove Lo estrena corto lleno de lujuria y sordidez

La cantante sueca Tove Lo nos tiene huérfanos de música desde hace ya una temporada. Pero al menos ha tenido el detalle de obsequiarnos con un cortometraje que es pura sordidez y delirio sazonado con su irresistible dosis de sexo.

Tove Lo
Álvaro García Montoliu | 31/08/2017 - 12:55

No hace falta que os digamos a estas alturas que tenemos a Tove Lo en lo más alto de nuestro ranking de divas pop tóxicas favoritas.

Más allá de un talento fuera de toda duda (su infravalorado segundo disco, ‘Lady Wood’, sigue siendo de lo mejor que se lanzó el año pasado), de ella también nos encanta su sobrecogedora belleza boreal y la impúdica forma en la que siempre ha abordado el sexo, precisamente algo que le preguntamos cuando pudimos entrevistar el año pasado.

Por eso teníamos muchas ganas de saber qué se traía entre manos con el nuevo proyecto que ha estado promocionado todo el verano, ‘Fire Fade’.

Al principio los rumores apuntaban a una continuación directa del álbum del año pasado, pero al final ha acabado resultando algo muy distinto, aunque no menos apetitoso.

 

Mal viaje

‘Fire Fade’ finalmente viene a ser la espectacular continuación de ‘Fairy Dust’, el explícito cortometraje que sirvió como acompañamiento de ‘Lady Wood’ y que Youtube retiró temporalmente por su alto contenido sexual.

En estos 21 minutos, que sirven de acompañamiento visual para otras cinco de sus canciones y que vienen con la dirección de Tim Erem (realizador que ha trabajado también con Drake, Rihanna o Katy Perry), la sueca no decepciona a todos los que pedíamos nuestra dosis de lujuria y sordidez.

El introspectivo corto se podría resumir como un mal viaje de Tove Lo, que toma las cosas ahí donde las dejó en ‘Fairy Dust’, es decir, con Tove Lo masturbándose en un motel barato. Ahí la diva sufre una crisis emocional que empieza con el siguiente monólogo:

“Todo el mundo me está observando… o simplemente me están mirando cuando los miro, no puedo ver la diferencia. Todo es tan hermoso pero tan frío. ¿A dónde se fue el fuego?”

Lo que sigue es un intenso tour de force de la cantante sueca luchando contra sus demonios internos: se retuerce contra las paredes, se arrastra por el suelo y hasta se marca un extraño baile sin gravedad como guiño al ‘Smooth Criminal’ de Michael Jackson. Hacia el final, cuando decide invitar a una serie de tipos a la habitación, también tenemos una generosa exhibición de carne.

Vale, Tove, nos ha encantado el corto, sobre todo la escena de la ducha, pero queremos ya más música tuya.

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados