Historias del porno El mundo según Mario Salieri

Esta semana, Gisbert rescata a uno de los grandes clásicos del cine X de todos los tiempos. El director italiano que más y mejor se aproximó al cine convencional con sus películas.

Mario Salieri
PACO GISBERT | 14/11/2016 - 11:20

Si hay un director de porno en Europa que pueda equipararse con sus compañeros de profesión en el cine convencional, ese es el napolitano Mario Salieri. A punto de cumplir 59 años y después de más de un cuarto de siglo dirigiendo películas, el estilo Salieri ha marcado una época en el porno mundial.

Recorriendo Italia

Lo que pocos conocen es que Mario Salieri tuvo unos curiosos inicios en su relación con el porno. Un día alquiló en su casa de Nápoles la película ‘Emmanuelle‘ y, cuando vio la escena del avión en la que Silvia Kristel practica el sexo con un desconocido en el lavabo del aparato, descubrió su verdadera vocación.

Había estudiado Bellas Artes, pero su pasión por el erotismo le llevó dedicarse a comprar películas amateurs realizadas en Ámsterdam. En compañía de su amigo, el también napolitano Gino de Giorgi, Salieri recorrió Italia vendiendo las películas que exportaba, con el peligro añadido que la distribución de material pornográfico estaba prohibida en su país.

salieri2

Aquellas aventuras por la Italia profunda le procuraron el suficiente dinero para fundar su propia productora, a la que llamó 999 Black & Blue. Con ella, empezó a realizar películas dirigidas por él que, con presupuestos bajos, ya adivinaban un gusto por los aspectos cinematográficos del porno: una ciudada fotografía, una excelente puesta en escena y una obsesiva preocupación por colocar la cámara en el lugar que más pudiera excitar al espectador. Filmes como ‘Vacanze a Rimini‘, ‘Viaggio nel tempo‘ o ‘Bajada al infierno‘ permiten descubrir al Salieri primitivo, que ya apuntaba un estilo reconocible y brillante.

A partir de 1992, Salieri comenzó a trabajar con presupuestos más amplios. Fue entonces cuando su estilo se manifestó en todo su esplendor, en películas como ‘Adolescencia perversa‘ o ‘Toda una vida‘, cuya estructura permite ser contempladas sin necesidad de unas escenas de sexo que, por otra parte, poseían una extraordinaria carga de perversidad.

La guerra

Pero no sería hasta mediados de los 90 cuando Mario Salieri abandona su cine con reminiscencias del pasado para entrar directamente en el terreno de la polémica. Cintas como ‘CKP‘, sobre la guerra en la antigua Yugoslavia, ‘La fuga de Albania‘, con la emigración ilegal como telón de fondo, o ‘Recuerdos inmorales de Mario Salieri‘, en la que introduce la cámara subjetiva como elemento opuesto al gonzo, revelan al Salieri más comprometido con su tiempo.

Mario-Salieri-Il-Mistero-Del-Convento.0-11-30.937

Después llegarían las grandes epopeyas, como ‘Stavros‘, una suerte de revisión en clave televisiva del ‘Ciudadano Kane‘ de Welles, o ‘La dolce vita‘, relato de la parte más perversa de la historia de Italia, y el cine con tintes de experimentación, como ‘Divina‘, su única inmersión en la comedia musical.

Hace unos años se propagó el rumor de que Mario Salieri se retiraba del porno. Que dejaba un género en el que había enarbolado la bandera de autor sin excesiva complicidad por parte de la industria. Parece que sólo fue una falsa alarma, pues Mario Salieri sigue, adaptado a los cambios que ha surgido el porno en los últimos años, trabajando para su propia página web, en la que cuelga las escenas que él mismo realiza.

Mario Salieri

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Alejandra Castelló: "Me pone mucho que me muerdan los pezones"
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados