Historias del porno: He encontrado a Vassily

Hace ya 12 años, Nacho Vidal debutó en el cine convencional interpretando a un mafioso ruso en la adaptación a la gran pantalla de una novela de Lorenzo Silva. Nuestras historias del porno nos desvelan cómo se gestó aquella colaboración.

6a00d8341bfb1653ef01774373020e970d
PACO GISBERT | 19/12/2013 - 11:46

En la primavera de 2001, Patricia Ferreira preparaba su segundo largometraje, la adaptación al cine de la novela ‘El alquimista impaciente‘, de Lorenzo Silva. Tenía vistas las localizaciones, preparado el guión y elegido el casting para su película. Sólo tenía un problema: no encontraba actor para el personaje de Vassily, el ruso que era la principal pista para la investigación de la pareja de la Guardia Civil, sorprendentemente formada por un hombre y una mujer, porque ese ruso conocía a la chica asesinada.

Un ruso en mi ascensor

Patricia decidió darse unos días de descanso en la vorágine de la preproducción del filme. Se marchó a Valencia, donde la Cartelera Turia le otorgaba un premio por ‘Sé quién eres‘, su anterior película. El sábado 8 de julio por la mañana llegó a Valencia y se alojó, junto con su compañero, Fernando Lara, entonces director de la Seminci de Valladolid, en el hotel que le había reservado la organización. Entre la documentación que encontró en su habitación, había una cita, a la una y media de la tarde, para ir a comer, con el resto de los premiados, a un restaurante de Canet de Berenguer, uno de los actos más divertidos de los Premios Turia.

Patricia esperaba, con puntualidad británica, a que todos los invitados estuvieran dispuestos para salir cuando decidió volver a su habitación en busca de algo que se le había olvidado. Esperó el ascensor pacientemente y, cuando se abrieron las puertas, vio ante sus ojos a un tipo alto, vestido de manera llamativa y con cadenas en el cuello que iba acompañado de dos mujeres espectaculares. Dejó salir al trío del ascensor y subió a su habitación pensativa.

Una hora después, Patricia Ferreira y Fernando Lara ocupaban una de las mesas del gran salón del restaurante Mar Blau donde la Turia celebraba su comida con los invitados a los premios. Ferreira tenía todavía en la cabeza la extraña visión que se le había presentado en el ascensor cuando vio, en una de las mesas, al tipo con el que se había topado antes de subir a su habitación. “He encontrado a Vassily”, le dijo a Lara. Aquel extraño era la imagen del personaje que buscaba. Vassily hecho carne.

Buscando a Nacho

Quiso saber quién era y le preguntó al crítico cinematográfico Antonio Llorens, con quien compartía mesa, si conocía la identidad de aquel sujeto. Llorens, con su habitual ironía, le respondió que probablemente sería uno de los actores porno que acuden regularmente a la fiesta de la Turia cada año y le prometió a Patricia que averiguaría la identidad de su soñado Vassily. Se acercó a la mesa en la que yo estaba sentado, en compañía de Jesús Maraña, entonces director de la revista ‘Interviu‘, y me preguntó quién era ese tipo, señalando hacia donde estaba sentado el actor X. Le dije que era Nacho Vidal, un habitual de los Premios Turia desde que, en 1998, la cartelera valenciana le otorgara el galardón al mejor actor europeo del año, en un momento en el que la carrera de Nacho comenzaba a despuntar.

Llorens me explicó que Patricia Ferreira estaba interesada en conocer a Nacho Vidal porque quería proponerle que hiciera una prueba para participar en su nueva película. Me acerqué a donde estaba Nacho y le dije que quería presentarle a alguien. Este, que ni por asomo se había planteado jamás formar parte del reparto de una película convencional, aceptó encantado conocer a Patricia Ferreira.

Meses después recibí una llamada de Nacho. Estaba en el rodaje de ‘El alquimista impaciente‘ y quería darme las gracias por haber hecho de correa de transmisión para conocer a Patricia Ferreira. Nacho trabajó en la película durante dos semanas e hizo buena amistad con todos los miembros del equipo. Cuando ‘El alquimista impaciente‘ se estrenó en España, Patricia me confesó que se había quedado gratamente sorprendida por la capacidad de trabajo de Nacho y su comportamiento durante el rodaje.

Aquello fue el principio de la carrera en el cine convencional del único actor español de cine X que ha traspasado las fronteras del porno para llegar al cine.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados