Historias del porno: La doble vida de Zebedy Colt

Dio sus primeros pasos como actor infantil junto a Laurel y Hardy y 30 años después practicaría una felación absolutamente mítica. Con ustedes, Edward Earl Marsh, el hombre que se convirtió en Zebedy Colt.

Zebedy Colt, genio y figura
Paco Gisbert | 02/04/2013 - 12:51

La única escena de sexo homosexual masculino en la historia del porno mainstream se encuentra en ‘Historia de Joanna’, una de las grandes películas de Gerard Damiano.

En ella, Jason (Jamie Gillis), tumbado en una camilla, comenta con Griffin (Zebedy Colt), su mayordomo, los pormenores de la enfermedad que padece y que le harán formular una última prueba de amor a su querida Joanna (Terri Hall). Durante la conversación, Griffin comienza a hacerle un masaje relajante a su señor. Tan relajante que el masaje acaba convirtiéndose en una felación.

El personaje que le practica la felación a Jamie Gillis, una auténtica bestia sexual, es uno de los más atípicos que jamás han participado en películas porno. Nacido en Santa Barbara (California) el 20 de diciembre de 1929, Edward Earl Marsh fue, como Joselito o Marisol, un actor infantil en comedias familiares del Hollywood de los años 30, en las que llegó a actuar al lado de Stan Laurel y Oliver Hardy o Errol Flynn.

Comprometido… y controvertido

Tres décadas más tarde, Marsh era un destacado activista de la escena gay en Nueva York como innovador del queer cabaret. A finales de los años 60 grabó, junto con la London Philharmonic Orchestra, el álbum ‘I’ll Sing For You’, una de las primeras obras musicales abiertamente dedicadas a la comunidad homosexual. Marsh firmó aquel álbum con el nombre por el que sería conocido posteriormente: Zebedy Colt. El álbum provocó una gran controversia en la época, ya que estaba compuesto por canciones originales de Colt de temática gay y temas de compositores famosos, como George Gershwin, concebidos para ser cantados por una mujer, pero con el original planteamiento de que estaban interpretadas por hombres.

Convertido en un mito de la escena gay, a mediados de los 70, Edward Earl Marsh trabajaba en obras de teatro de Broadway como actor y coreógrafo y buscó darle un giro a su carrera, aunque le supusiera llevar una doble vida. Gracias a sus contactos en el mundo del espectáculo consiguió pequeños papeles en películas pornográficas para aumentar sus ganancias económicas. Pese a tener 45 años cumplidos y reconocer abiertamente su bisexualidad, Zebedy Colt acabó haciéndose un hueco en el porno gracias a sus dotes actorales mientras Edward Earl Marsh seguía siendo una estrella en los musicales de Broadway y emprendiendo arriesgadas producciones en el circuito de teatro alternativo de Nueva York.

Revelaciones tardías

Su doble vida salió a la luz pública cuando parte de la compañía con la que estaba representando una obra en Nueva York acudió al cine a ver ‘Historia de Joanna’ y descubrió que el personaje del mayordomo estaba interpretado por uno de los bailarines que diariamente ensayaba con el elenco. La revelación no impidió que Zebedy Colt siguiera trabajando en el porno, en el que participó en una treintena de filmes como actor, entre ellos la película de culto ‘Barbara Broadcast’, de Radley Metzger, e incluso dirigiera ocho cintas con sexo explícito.

A mediados de los 80, Colt dejó el porno ante el panorama que se avecinaba con la conversión al vídeo del formato de producción, que, en su opinión, menoscababa la labor de los actores. Sin embargo, siguió trabajando en los teatros de Broadway hasta su jubilación, unos años después, y su retirada definitiva a Las Vegas, donde murió el 29 de mayo de 2004 a los 74 años de edad.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados