De regalo Lara Jones, aventuras de una arqueóloga hipersexual

En julio, ‘Primera Línea’ te regala la tercera y última parte de las aventuras de Lara Jones, una arqueóloga con furor enemigo que hace honor a la máxima: “Si no puedes con tu enemigo, acuéstate con él”.

Portada Lara
Redacción | 19/06/2017 - 9:00

Fue bonito mientras duró. Con esta tercera entrega, que incluye cinco historias breves, se cierra el círculo que iniciábamos el pasado mes de mayo.

Por primera vez, hemos recopilado en una misma colección todas las aventuras de la irresistible Lara Jones, la arquéologa de “personalidad muy fuerte y moral muy débil” creada hace más de una década por el dibujante balear Paco Díaz para la Editorial Dolmen.

En el par de números anteriores publicábamos ‘Amazonas’ y ‘Profundos’, un par de historias ambientadas en la Segunda Guerra Mundial en las que la intrépida y promiscua Lara se enfrentaba a múltiples enemigos, empezando por las tropas nazis, para obtener una serie de antiguas reliquias con propiedades mágicas.

En el tomo que regalamos este mes con nuestro número de julio, ya a la venta, asistimos a la rutina de la señorita Jones como tutora en una facultad de arqueología, la acompañamos en su búsqueda de objetos míticos como el martillo de Tor, somos (felices) testigos de la manera en que practica la extorsión sexual para desentrañar el secreto de Osiris o la vemos internarse en la selva en búsqueda de un pájaro gigante.

Además, en este puñado de aventuras en que se derrocha imaginación y se utiliza el sexo como arma secreta para conjurar todo tipo de peligros, disfrutamos también de secundarios como Ana, hermana (y rival, además de admiradora reticente) de Lara convertida en astuta y viciosa agente soviética, o de cameos de lujo como el mismísimo Indiana Jones, del que se nos cuenta en las últimas viñetas de ‘El martillo de Tor’ que es primo “lejano” y amante esporádico de nuestra arqueóloga.

 

La sombra de Angelina

Paco Díaz se embarcó en esta parodia sexual de las aventuras de Lara Croft cuando el personaje estaba en pleno apogeo gracias a la serie de videojuegos multiplataforma ‘Tomb Raider’ y a la saga de blockbusters de Hollywood que inspiraron, protagonizada por Angelina Jolie.

El dibujante se basó tanto en la rotunda y exótica belleza de Jolie como en el personaje de los videojuegos, también de una exuberancia brutal pero de aspecto más clásico, para crear a su propio modelo de mujer, una bomba sexual a cuyas artes de seducción no hay quien se resista.

Aficionado a la historia, Díaz aprovechó para documentarse con profusión sobre los experimentos esotéricos del régimen nazi o las tribus de amazonas del África profunda. A partir de ahí, consiguió crear un rico contexto gráfico y narrativo para las aventuras de su heroína, una mujer de armas tomar pero con una filosofía de vida tan atractiva como placentera: si no puedes con tu enemigo, acuéstate con él.

Lara Jones

 

Sexo redentor

El reto, tal y como explicaba el propio Díaz cuando dio a conocer a Lara Jones, era hacer avanzar la historia, a través de una serie de diálogos que alternaban sabiamente narración y tensión erótica, sin por ello perder de vista que esto es un cómic erótico y que Lara debía embarcarse en un nuevo encuentro sexual cada cuatro o cinco viñetas. El autor volcó en la serie su propia visión personal sobre la sexualidad y las relaciones humanas, casi tan libre y desacomplejada como la de su protagonista.

Lara concibe el sexo como algo bello y natural, la verdadera sustancia de la vida, y desprecia a aquellos que intentan reprimir los instintos sexuales ajenos guiados por un sentido de la moral estrecho y pacato.

Así, aunque en ocasiones dé la sensación de que la arquéologa utiliza su cuerpo de manera un tanto cínica, como simple herramienta para distraer y derrotar a sus enemigos, lo cierto es que Lara se entrega a conciencia cada vez que practica el sexo y disfruta sin inhibiciones hasta el último de sus orgasmos.

 

Propina sin desperdicio

Nuestro homenaje a la aventurera más sexualmente explícita de la historia del cómic viene esta vez acompañado de una muy apetecible propina, otra historia breve de Paco Díaz. Se trata de ‘Metrosexual’, una especie de comedia erótica de enredo con moraleja: no importa cómo te vistas ni las horas que dediques a esculpir tu cuerpo en el gimnasio si consigues que tus cualidades que verdaderamente importan permanezcan intactas.

El mes que viene, nuestra colección de cómic se asomará a nuevos territorios, ya sin Lara Jones ni Paco Díaz. Dibujantes, personajes y temáticas nuevos para ‘PL Cómix’, un producto editorial que reivindica la plena vigencia del cómic erótico.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados