Esto pasa Las diez posturas del Kamasutra ideales para él

Por lo general, a los hombres les excita observar como disfruta su pareja. Pero… ¿Y a ellos? ¿Cuáles son las posturas más deseadas por los hombres?

black-and-white-body-erotic-230986
Redacción | 18/06/2018 - 10:00

Por lo general, a los hombres les excita observar  como disfruta su pareja. Pero… ¿Y a ellos? ¿Cuáles son las posturas más deseadas por los hombres? ¿Usan consoladores? Según la tienda erótica Platanomelón.com las posturas más excitantes para el hombre son aquellas que permiten ver disfrutar a su pareja, así como ver la penetración y también aquellas que se remontan a la época primitiva (las más salvajes). Vamos a ver en detalle las 10 posturas del Kamasutra ideales para él.

Postura del misionero: cómoda para ambos y con variedad

El misionero es una de las posturas más frecuentes porqué es de las más cómodas y con mucha variedad, ya que la mujer tiene libertad para mover sus piernas para darle un toque distinto a la penetración.

  Captura de pantalla 2018-06-13 a las 12.27.43

El misionero puede ser muy creativo y muy placentero

La postura del perrito: penetración profunda y fantasía primitiva

Algunos describen esta postura como la más salvaje; muy animal… Lo que está claro es que es una de las posturas más antiguas y primitivas. Para los hombres, resulta muy excitante el hecho de poder ver toda la espalda de la mujer y disponer de las manos para tocar y dominar (siempre en modo positivo) a la mujer. Es una postura muy intensa y profunda.

Captura de pantalla 2018-06-13 a las 12.28.33

Ver la penetración excita mucho al hombre

La ‘L’: ella abraza el cuerpo de él con las piernas

Es una postura dónde la mujer está estirada sobre una mesa con las piernas en alto rodeando la cintura del hombre y él de pie, para así tener total libertad de movimientos y poder realizar una penetración profunda sin ningún esfuerzo. Es una postura muy placentera y cómoda para los dos.

Captura de pantalla 2018-06-13 a las 12.29.09

Innovar en posturas no requiere mucho esfuerzo

Vaivén: él sentado y con vistas

El hombre sentado en la cama o en el suelo con las piernas estiradas y la mujer encima. Él toma a la pareja por la cintura acercándola y alejándola. La penetración es bastante profunda. Probar diferentes variantes colocando almohadas bajo la pelvis de la mujer. El contacto visual es el ingrediente estrella por excelencia, nada más excitante que ver a tu pareja gozando.

Captura de pantalla 2018-06-13 a las 12.29.41

Probar posturas nuevas es muy excitante

El ‘5’: el contacto visual es muy excitante

Es una variante del “misionero” donde la mujer, estirada, coloca las piernas sobre los hombros del hombre, quien está de rodillas. Con esta pequeña variación que eleva la pelvis, se favorece una penetración más profunda y un estímulo más intenso de la zona G.

Captura de pantalla 2018-06-13 a las 12.30.11

Posturas que permiten el contacto visual

La ‘V’

El hombre se coloca semisentado sobre una superficie firme y la  mujer hace lo mismo sobre él, colocando las piernas sobre sus hombros. Es una postura que permite el movimiento de la pelvis de ambos, ofreciendo la ventaja del contacto visual. Se requiere cierta forma física para evitar tirones inoportunos.

Captura de pantalla 2018-06-13 a las 12.30.35

La postura de la V

El candado

Esta es una postura sencilla en la que la mujer se sienta en el borde de la encimera abrazando con sus piernas el cuerpo del hombre que la penetra estando de pie junto a ella. El hombre tiene el control de la penetración. Por instantes, según la forma física de ambos miembros de la pareja, él puede tomar a la mujer por las nalgas levantándola y realizando la variante de “sexo de pie”.

Captura de pantalla 2018-06-13 a las 12.31.35

El candado es una postura muy placentera para ambos

El desatascador

El baño es otro de los lugares de la casa con el que se fantasea con frecuencia. Esta postura es una variante del “perrito” pero estando de pie. El hombre se sitúa detrás de la mujer para penetrarla. El espejo y la posición le permitirán tener un control total de la escena.

Captura de pantalla 2018-06-13 a las 12.32.03

Las posturas de espaldas suelen ser muy excitantes para el hombre

La cabalgata:  penetración profunda y mucha libertad de movimientos verticales

El hombre se sienta al borde de la cama o en una silla y su compañera le da la espalda antes de sentarse sobre sus muslos. Una vez introducido el pene, la mujer puede inclinarse hacia adelante para alcanzar una posición de equilibrio y balancearse a lo largo del pene. Esta posición, resulta muy cómoda para la mujer ya que es ella quien controla los movimientos, el ritmo y la intensidad de la penetración.

Captura de pantalla 2018-06-13 a las 12.32.26

Postura que permite el control de la penetración de la mujer

El barco de vela: visión perfecta de la penetración

El hombre tumbado en la cama levanta ligeramente las piernas. La mujer se sienta sobre él dándole la espalda, teniendo acceso al perineo y al ano. De esta manera se estimula el punto G de la mujer mediante la penetración y el punto P del hombre al introducir el dedo en el ano. Una almohada bajo la pelvis del hombre hace más accesible, cómoda y excitante la experiencia.

Captura de pantalla 2018-06-13 a las 12.32.52

El sexo no tiene por qué ser siempre igual

Pero recuérdalo, el coito no lo es todo. Tendemos a creer que el hombre tan sólo busca la penetración pero la realidad es bien distinta. Las caricias, abrazos, besos, incluso las frases románticas susurradas al oído también les excitan mucho.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Riley Nixon: "El porno encaja a la perfección con mi estilo de vida"
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados