Mad Men Lab Los riesgos de ir de yerno ideal

Hasta ahora, Silvia Cruz se había resistido a hablar de Pedro Sánchez. Pero, después de ver la campaña que han hecho en su web, en la que se han comido las vocales de su nombre, no ha tenido más remedio.

U267084
SILVIA CRUZ | 17/11/2014 - 11:10

Hay lenguas que no precisan vocales. Pero no es el caso de la nuestra, Pedro Sánchez. Lo que tiene ser líder por combustión espontánea de tu partido es que te obliga a improvisar o a tirar de gurúes con buenas intenciones y dudosos aciertos. Esta diatriba político-lingüística tiene que ver, claro, con la nueva web del secretario general del PSOE, un hombre del que me he resistido a hablar porque lo cierto es que el panorama masculino ofrece mejores propuestas para analizar en este laboratorio que se me ha encomendado.

Que el señor tiene buena planta es innegable. Que tenga gancho, es otro cantar. Parece como si sus colegas hubieran encontrado una buena percha a la que colgarle cosas bonitas pero no supieran que ponerle. O quizás es que van al bulto, a lo evidente, y la gente está muy harta ya de los diseños y maniquíes de siempre. La diferencia entre Pedro y sus antecesores inmediatos es, básicamente, que es guapo.

Y ahora, volvamos a la web. Es fácil hacer el ridículo cuando uno se expone mucho y ese es el caso de Pedro y de todos los políticos. Pero si ya fue ridícula la campaña de los abrazos que se marcó Elena Valenciano en las últimas elecciones al Parlamento Europeo, esta web con Sánchez posando en plan sensible y pensativo es el colmo de lo cursi, que como todo lo estético, sólo está bien si la dosis es correcta. Pero además de cursi, la idea es cobarde: ¿a qué viene esa ‘o’ al final de tu nombre? No, hombre, no, puestos a ser rompedores, rómpelo todo. ¿O había miedo a que no se entendiera el juego?

La importancia de las vocales

Reducir su nombre a consonantes no envía un mensaje precisamente acertado. En español, si quitamos las vocales, las palabras desaparecen y sólo quedan ruidos extraños e incomprensibles. Sí, sí, como muchas de las cosas que dicen desde sus tribunas los que nos gobiernan y los que lo intentan, esos que andan hechos un lío entre las coletas y la insatisfacción constante de los electores. Sin vocales no hay idioma, no en español. Sin vocales no hay dulzura, por eso es más chocante la empalagosa foto encabezada con esas consonantes que, aviso a los socialistas, mi madre y sus amigas no han entendido. Y eso sí que debería preocuparles.

El PSOE eligió a Pedro, entre otras cosas quiero creer, por su aire de yerno perfecto, un aire que puede convencer a las madres de algunas de nosotras, pero no a nosotras ni a las que vienen por detrás pisando fuerte. Porque, no nos engañemos, quizás sea cierto que al final una mujer se empareja con alguien que se parece a su padre. Pero ojo, al padre que ellas ven y que es, no nos engañemos, muy distinto a como lo ven sus madres. Así que, si vas de yerno ideal y tus suegras no te entienden, lo tienes crudo, Pdr, pero que muy crudo.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Jimena Lago: "El valor de una actriz X no se mide por el número de pollas que le meten"
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados