Mad Men Lab 15 hombres en un año a los 60

Una mujer de 61 años ha realizado durante un año el experimento de entrar a ligar en la red con chicos más jóvenes que ella. El resultado de su pesca fueron 15 hombres, la mayoría de ellos menores de 30 años. Un experimento del que podemos sacar muchas conclusiones.

a00477183 5129
SILVIA CRUZ | 17/03/2014 - 16:56

15 chicos en un año. Esa es la cifra de hombres que asegura haber seducido Monica Porter, una periodista inglesa de 61 años que ha escrito un libro sobre su hazaña en el que explica que 11 de ellos tenían entre 20 y 30 años. ‘Raven: My year of dating dangerously‘ es el título del libro que recoge su experiencia y en él asegura que su edad ha actuado como afrodisíaco para “hordas” de chicos jóvenes que buscan mujeres como ella.

Madurita interesante

Monica es una señora estupenda, ni especialmente guapa, ni espectacular en nada aparente. Su marido la dejó después de 13 años de relación y pronto se dio cuenta de que le iba a costar tener una vida sexual más o menos satisfactoria si no se ponía las pilas. Y se las puso lanzándose a la red. Allí entró en páginas de contactos y buscó hombres que buscaran ‘maduritas‘, ese eufemismo idiota que emplea el porno y la prensa rosa para referirse a mujeres que han pasado de la cuarentena.

El relato de Monica es interesante y le quita brillo a muchas de las tonterías que se dicen sobre este tipo de relaciones:

  • 1. Que muchos hombres buscan lo mismo en una mujer independientemente de la edad que tenga. Habla Monica de un chico de 23 al que le preguntó qué iban a decirle sus amigos si se enteraban de que salía con una señora mayor: “Será un punto a mi favor”, le contestó el nene dejando bien claro que, al final, lo que importa es apuntarse el tanto.

2. Lo carcas que somos todos. Empezando por los hijos de la propia Monica, que no quisieron saber nada de toda esta historia y aún hoy se avergüenzan de que su madre se haya corrido un año a lo grande y haya decidido contarlo. Solo una nuera le sirvió de confidente.

3. La edad sí que importa. ¿Por qué si no puso Monica en su perfil de Internet que tenía 54 y no los 60 años que realmente tenía cuando se dio de alta?

4. Que la mayoría de los hombres que se bajan una aplicación para conocer mujeres, lo que quieren es follar. Así lo concluye Monica, quien también estaba para lo mismo, pero que reconoce que muchas de las mujeres que participan de esas aplicaciones buscan pareja y ellos, una manera fácil y directa de echar un casquete.

5. Que muchos tienen problemas psicológicos. Está bien creer que aún se es atractiva y apetecible pero, detrás de todos esos ‘nicknames’ que hay en la red y en las páginas de contactos, hay mucho grillado dispuesto a ahorrarse los terapeutas a golpe de polvo. Monica cuenta varios casos de chicos que la llamaban “mami” de manera despectiva y otros, muy agresivos, que pretendían humillarla por su edad, ordenándole que se fuera a hacer mermelada o cosas propias de su edad.

Jugar a ‘cougar’ 

Lo bueno de esta historia y otras similares es que empieza a normalizarse algo que ha pasado siempre, pero a escondidas, y que, si ha pasado menos, es porque unos y otras se avergonzaban de lo que pudieran decir los demás.

Esta historia en concreto, no tuvo un final feliz. Monica volvió con su ex marido y asegura que lo hizo por motivos puramente económicos, a pesar de que le ha supuesto perder esa libertad absoluta que había practicado en los últimos tiempos. Esa decisión es tan personal que poco se puede decir desde fuera, pero no me negaréis que le quita mucho glamur al concepto de ‘cougar‘ (mujeres que buscan parejas más jóvenes que ellas) que nos meten por los ojos.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Amarna Miller: "El discurso contra el porno tiene las patas muy cortas"
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados