Mad Men Lab Clooney, el bocazas

George Clooney, el soltero más codiciado de Hollywood (aunque ya en fase “madurito interesante”) va a pasar por el altar para decepción de sus innumerables fans, que conservaban un halo de absurda esperanza de retozar con él.

U247879
SILVIA CRUZ | 13/05/2014 - 17:30

Me he resistido a comentar la cuestión hasta ver si era verdad pero parece que sí, que George Clooney se casa y deja a todas sus ex con un palmo de narices. Como no soy una de ellas (¡cachis!), la noticia no me ha sentado ni bien ni mal ni todo lo contrario, pero sí pone en evidencia lo bocazas que somos todos con las cosas relacionadas con el amor, el matrimonio y los hijos.

No tengo la menor duda de que Clooney no quería volver a casarse ni por todo el oro el mundo. De la misma manera que yo juré y perjuré hace 15 años que no volvería asistir a una boda y ahora no me pierdo ninguna. Y no es que cambien las personas, es que cambian los estados de ánimo y llega un momento en que lo único que quieres es celebrar. Yo creo que algo así le pasa a Clooney, que como es un tipo que me gusta y me cae bien, no pienso criticarlo hoy por ser un gallito con espolones que se casa con una joven y vivaracha mujer a la que le saca casi veinte años, detalle que supongo ha contribuido a cambiarle el ánimo al guapo de George.

Enfermera de noche

Lo veo un pelín viejuno, algo demacrado y no puedo dejar de pensar que ha caído en la tentación de tantos hombres (y cada vez más mujeres) de pasear sus arrugas por la vida al lado de un rostro lozano. No pasa nada, que cada uno haga de su capa un sayo, pero ya es casualidad que las segundas oportunidades de estos señores guapetones y exitosos siempre se acometen con personas que ni siquiera han sucumbido a la primera.  Ante una noticia como esta, yo me pongo pesimista y siempre pienso que el señor, más que una pareja, está ya buscando una enfermera.

Nicole Kidman y Michelle Pfeiffer apostaron hace mucho tiempo que Clooney se saltaría la imposición de no casarse antes de llegar a los 40. Aseguraron también que tendría hijos y en eso también se equivocaron. Yo creo que se quedaron cortas 20 años porque mucho me temo que además de casarse, George va a darle un precioso niño a la que está punto de convertirse en su esposa y confirmar lo que pienso de todas las cosas relacionadas con alianzas, bodorrios y embarazos: que somos todos, incluido George, unos bocazas.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados