Mad Men Lab Hacer de las bragas bandera

El comportamiento sexual de las mujeres sigue bajo sospecha y la promiscuidad femenina sigue teniendo muy mala prensa. O al menos eso es lo que deduce Cruz de un estudio reciente sobre costumbres sexuales y cómo son percibidas por los demás.

Bragas fuera
Silvia Cruz | 04/09/2014 - 10:05

Nos gustan los cotilleos de cama. Nos encantan. Supongo que en eso se basa parte del éxito de los programas del corazón y los muchos rumores que se comentan siempre que se juntan unos cuantos colegas de la misma profesión. No queráis saber lo que es un encuentro entre periodistas. Pero vamos al tema.

Un estudio reciente publicado en The Archives of Sexual Behavior se ha dedicado a investigar por qué y a quién le parece inmoral el sexo ocasional, fortuito e inmediato. Lo que viene siendo un “aquí te pillo, aquí te mato”.

Las respuestas de los encuestados han sido variaditas y aunque el informe no saca conclusiones definitivas, sí apunta claramente a que las mujeres promiscuas son peor vistas en sociedades donde lo habitual es que dependan económicamente de su pareja. En resumen y para que se entienda: que en las sociedades donde la señora come y bebe de lo que gana su marido, está peor visto que dicha señora sea liberal en asuntos de cama y mucho más si la señora está casada.

 

El color del dinero

Dice el estudio que ni siquiera la religión es un factor tan poderoso como el económico para determinar si una señora es un poquito putón. El estudio está hecho en Estados Unidos y habría que ver cómo se extrapolarían los resultados a otros puntos del planeta, pero vamos, ya os digo yo que en España seguimos sin pasar las hembras el filtro de la decencia.

No importa lo que te deslomes, curres, escribas, madrugues o trasnoches por llevar pan a tu casa. Siempre serás sospechosa. Ya, ya sé que este el país de la envidia pero aún tengo yo que oír preguntar a un compañero a quién sea tirado otro tío para ostentar tal o cual puesto en la empresa. Y con las tías abunda que da asco.

Mi conclusión es que este estudio no me acaba de convencer. Al menos aquí no tendría cabida, pues no importa lo independiente que sea una tía que siempre estará en boca de la gente si se le ocurre hacer de sus bragas bandera. Y lo peor es que estará en más bocas de mujeres que de hombres. Incluso de algunas que hacen de sus posturas políticas columnitas de opinión.

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Nerea Garmendia: "Me encanta que me sorprendan en el sexo y en la vida"
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados