Mad Men Lab: Infieles por la cara

¿Cómo? ¿Que según una universidad australiana no son las mujeres más atractivas las que más a menudo ponen los cuernos a sus parejas? ¿Y que las mujeres se huelen la infidelidad a la legua y los hombres no aciertan casi nunca? Silvia Cruz nos revela los detalles de semejante expediente X.

Infieles
Silvia Cruz | 14/05/2013 - 10:19

Me encanta que la ciencia se ocupe de la infidelidad. Me fascina que se hagan estudios como el que ha hecho la Universidad de Western Australia donde un grupo de biólogos ha determinado que las mujeres están más capacitadas para detectar la infidelidad que los hombres.

La cosa funciona así: se trataba de ver una serie de fotos de hombres distintos y tratar de intuir por sus facciones cuáles de ellos tenían antecedentes de infidelidad a sus parejas. Pues bien, las mujeres que participaron en el experimento acertaron en un 63 % de los casos mientras que los hombres se quedaron en un patético 26 % de acierto. Podría pensarse que se puso en marcha un instinto especial reservado solo a nosotras. Ja. También podría decirse que somos más observadoras, más inquisitivas o, como le gustaba decir a mi abuela, más psicólogas. Dos veces ja.

Cuesta creerlo

Si las conclusiones a las que apunta el estudio fuesen remotamente ciertas, ¿cómo explicar que seamos siempre las últimas en darnos cuenta de que nuestro chico nos ha puesto los dichosos cuernos? ¿Por qué hay casos de hombres que incluso llevan una doble vida por mucho tiempo y nadie, ni siquiera la mujer directamente afectada, se ha enterado a tiempo? A ver si va a querer decirnos el estudio que si no nos enteramos es que somos tontas. O, peor, que no queremos verlo.

No sé, pero yo soy de la opinión de que no es tan fácil pillar a un infiel.

A poco que sea un pelín listo, sabrá qué hacer para que no se le note. Y con la cantidad de cosas que se escriben en las revistas para chicas sobre cómo pillarlos, ellos ya deberían tener un millón de contra-manuales para que nos los enganchen de ninguna de las maneras. Ahora bien, yo creo que lo que sucede en realidad es que cuando son infieles, muchos hombres sí quieren que se les note, que los cacen, los despachen y sean ellas las que tengan que hacer el trabajo más sucio que, tarde o temprano, te exigen la mayoría de relaciones: romperlas.

El otro dato que me ha provocado más carcajadas es el que indica que los hombres que hicieron el estudio eligieron a las mujeres más atractivas como las que consideraban más infieles. Y se equivocaron de lleno. Qué tramposillos son estos estudios a veces y qué ingenuos vosotros casi siempre, queridos míos.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados