Mad Men Lab Los anti-hombres del año

Silvia Cruz empieza a despedirse del año como a ella le gusta, haciendo justicia desde la ironía corrosiva y repartiendo estopa entre los que considera que han sido los hombres menos hombres de 2014.

Justin BIeber
Silvia Cruz | 22/12/2014 - 17:19

Eso de ‘el anti-hombre’ es una expresión que he oído yo en casa desde niña. Supongo que su uso, y a veces abuso, por parte de la que me parió ha tenido una incidencia notable en mi forma de ver a los hombres.

Con el paso del tiempo y los muchos ejemplos que le he oído a mi vieja, he comprendido el concepto. El anti-hombre no es tanto un hombre feo o poco deseable, que también puede ser, sino uno que además adereza su falta de estilo con gañanía o, en su defecto, con poses, maneras o rasgos cansinos y/o repugnantes. Este tipo de hombres tiene un contrario, el pichiley, creación también de mi progenitora, un concepto que trae de cabeza a mis amigas, que no siempre aciertan a entender qué comprende dicha categoría.

Pero hoy toca hablar del lado oscuro y veréis que lo del anti-hombre también es algo muy subjetivo, pero como este laboratorio es mío, la lista de los de 2014 me pertenece. Podréis o no estar de acuerdo y seguro que sólo con la clase política habríamos tenido suficiente para llenar diez posts, pero como a muchos de los que nos gobiernan ya no los considero ni parte del género humano, hubiera sido una incongruencia meterlos en este repertorio de despropósitos masculinos.

 

Gerard Depardieu

Confesiones sobre comer leones o prostituirse y cambiarse de nacionalidad para no pagar impuestos son algunas de las cosas con las que nos ha deleitado el actor francés. No tengo duda de que alguien que dice beberse 14 botellas de alcohol al día tiene que haber sufrido lo suyo, pero haría mejor tratándose todos sus males que compartiéndolos con una Humanidad que ya tiene bastantes problemas.

Gerard Depardieu

Alfonso Díez

Para los que estén poco al día de las cosas de la prensa rosa, diremos que es el viudo de la Duquesa de Alba. No entraremos en su dolor que es suyo y nadie más puede medirlo, pero sí en el miedo que da el personaje que ya nos están vendiendo. Lo de su historia de amor es de esas cosas complicadas de encajar, pero no seré yo la que entre a valorar lo que otros se quieren. Ahora bien, el ex funcionario, ahora millonario y rodeado de jet set se perfila como la nueva Preysler del colorín. Vamos, que habrá viudo hasta en la sopa. Y aunque él no quiera.

Alfonso Díez

Jordi Pujol

¿Conocéis una canción titulada ‘Ese hombre‘? La cantaba Rocío Jurado y hoy no encuentro mejor personaje que el ex presidente catalán para dedicársela. Por el rencor, básicamente. Que nunca fue guapo, ya lo sabíamos todos. Que nunca fue divertido, también. Que era un marimandón y un autoritario, lo sabíamos los periodistas casi mejor que nadie. Pero que acabaría sentado en un banquillo era algo que bastante menos esperado. Hasta amante gastaba el pillín. Hay gustos, de verdad lo digo, que merecen palos.

Jordi Pujol

Justin Bieber

Este chico no iba a llevar bien la fama, se veía venir. La pelea nunca vista con Orlando Bloom, su detención por conducir borracho o pegarle a su chófer son algunas de las mamarrachadas del chaval, que se caído del podium de los reyes de Instagram cuando se ha descubierto que más de 3,5 millones de sus seguidores eran fakes, spam o como queráis llamar a eso que hacen los community manager mal informados al inflar las cuentas de sus clientes con polvo y paja. Para una cosa sirven estas caídas de ídolos imberbes: para descubrir que mantienen su fama a base de cualquier cosa menos de cantar o vender discos.

Justin BIeber

Javier Rodríguez

Es el ex consejero de la Sanidad de la Comunidad de Madrid. Y sí, está en la lista por lo del ébola. Su sarta de chulerías sobre la enfermera contagiada, Teresa Romero, hubieran quedado niqueladas en la barra de una tasca a las cuatro de la mañana y en compañía de Depardieu. Pero no desde la poltrona de la Consejería de Sanidad. Lo triste es que sus maneras no son una excepción en España y que sacarlo del cargo no le va a hacer aprender ni una puñetera lección aunque sea de modales. Esta especie de hombre se reproduce y muere de la misma manera que fue concebida, sin mejora posible. Y yo no sé si todo es casta, pero que en España sobra caspa lo tengo claro.

Javier Rodríguez

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Jimena Lago: "El valor de una actriz X no se mide por el número de pollas que le meten"
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados