Mad Men Lab: ¡Más baloncesto, por favor!

No sabemos si la selección española ganará el Eurobasket de Eslovenia, pero sí tenemos claro que nuestros jugadores están muy desaprovechados a nivel comercial. Les ganan por goleada a la hora de hacer anuncios los futbolistas y Silvia Cruz clama ante tal injusticia.

U235299
SILVIA CRUZ | 17/09/2013 - 13:32

A ver, voy a regalarle una idea a los publicistas, que se han empeñado en que los futbolistas y solo los futbolistas (y Rafael Nadal, claro) pueden hacer anuncios y quedar ‘niquelaos’ en pantalla. Ahora que se está jugando el Europeo de Baloncesto en Eslovenia es un momento perfecto para recordarle al mundo de la imagen y la publicidad que hay vida masculina, guapa e inteligente, más allá de los futboleros.

Hombres que parecen hombres

Un motivo por el que los publicistas deberían plantearse contar con los jugadores de baloncesto para sus campañas es que son altos. No es ninguna novedad que el tamaño importa y el imponente esqueleto de hombres como Pablo Aguilar es un plus a la hora de lucir ropa, colonia o lo que se tercie. ¿Qué son demasiado altos? Oye, algunos futbolistas son demasiado bajos y a nadie parece importarle, ¿no?

Otro punto a su favor es que es muy agradecido, tentador e incluso sexy que un hombre con cara de hombre anuncie productos para hombres. Sobre todo porque muchos de esos enseres los compramos las mujeres. Y la verdad, prefiere una pensar que su chico se parecerá a uno de esos hombretones, que no se empeñan en tener la piel del color de la pelota que botan en el suelo, ni en perfilarse las cejas como Marlene Dietrich, ni en moverse como si fueran raperos de medio pelo. Esos chicos, altos, fornidos e imperfectos son estupendos, dan buen rollo, y aportan ese poquito de protección que todo el mundo busca.

La altura es bella

Es cierto que algunos anunciantes han caído en la cuenta de que Rudy, Ricky Rubio, Pau o Marc Gasol tienen mucho tirón mediático. Pero se olvidan de que hay otros, bien guapos, que también pueden lucir como modelos ocasionales. Para mi sería un gustazo ver a Álex Mumbrú, a Sergio Llull o a Sergio Rodríguez en una sesión de fotos profesional para venderme lo que quieran. Son hombres como de verdad, y digo “como” porque el punto está en que no lo son, en que son deportistas de élite, que viven en mundos lejanos y muy distintos del que vivimos el común de los mortales. Pero ahí está el punto, queridos publicistas, en el que parezca que son accesibles pero no lo sean.

De verdad que siempre he sido futbolera, pero me cansa ya tanto monotema y, sobre todo, la estética compartida de los futbolistas. Venga, anunciantes, publicistas y publicitarios: animaos y traednos más bellos gigantes a las lonas anunciadoras, las revistas y los cientos de anuncios que nos tragamos cada día. ¡Por favor!

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados