Mad Men Lab: Usain, el sexo y el deporte

A Usain Bolt, sus éxitos sobre el tartán le abrieron las puertas de un mundo de sexo y desenfreno a la carta. Y, como el jamaicano es muy agradecido, recomienda en sus memorias el follisque indiscriminado, antes, durante y después de las competiciones.

U236604
SILVIA CRUZ | 04/11/2013 - 11:07

Solo se han hecho públicos unos extractos pero está claro que las memorias de Usain Bolt van a traer cola. El chico se despacha con multitud de detalles sobre sus ganas y su necesidad de practicar sexo antes, durante y después de las competiciones. Dice que habla abiertamente del tema con sus padres, que tiene a todas las chicas que quiere y que, según su experiencia, eso de que el sexo te quita fuerza para competir es una auténtica patraña. A él, por lo menos, le va de maravilla.

Elige la que te guste

Y digo que va a traer cola, no porque hablar de sexo abiertamente con tus padres o con el mundo sea algo revolucionario, sino porque el jamaicano afirma cosas como ésta:  “Después de mi éxito en los Juegos Olímpicos de Beijing se me tiraban a los pies. Me invitaban a fiestas y podía elegir a las chicas que quisiera. Era algo así como: ‘¿Esta? ¿O quizá esta? No, tú, vente conmigo’. Fue un sueño hecho realidad. Yo tenía 22 años recién cumplidos y me daba la impresión de estar en una tienda de chucherías”. Ay, Usain querido, qué poco tacto. Pero tranquilo, que hoy más que tu falta de estilo me interesa mucho más eso de que el sexo te hizo más fuerte.

Lo del sexo y el deporte es un tema antiguo que no tiene solución. Entrenadores los hay de todos los tipos, desde los que se llevan a los chicos a un hotel para que no se queden en casa a hacer vaya usted a saber qué, a los que confían en ellos y consideran que un poco de actividad en la cama no hace daño a nadie, tampoco a los deportistas de elite. Los expertos nunca se han puesto de acuerdo con este tema aunque hay estudios que le dan la razón a Usain. Uno es el que elaboró a finales de los ochenta la Federación Española de Medicina del Deporte bajo el título ‘Estudio comparativo del rendimiento físico antes y después de la actividad sexual en varones. En él se concluía que no había diferencia de rendimiento entre los chicos que habían practicado sexo los días previos a la competición y los que no lo habían hecho. Eso debería salvar a los pobres competidores de elite de esas sequías amatorias a las que los someten los entrenadores, pero ni por esas, oye.

Ciegas de testosterona

En este tema, las chicas salimos ganando. La mayoría de las investigaciones que se han hecho al respecto, incluida la que elaboró en 1995 la ‘Journal of Sports Medicine and Physical Fitness‘, aseguran que en el caso de las mujeres, el rendimiento puede ser incluso mejor. Parece ser que a nosotras nos sube la testosterona, mientras que a vosotros, os baja, algo que no es precisamente bueno para rendir al máximo en una competición deportiva.

Yo, la verdad, no acabo de creerme nada del todo. Porque viendo el número de preservativos repartidos en la última edición de los Juegos Olímpicos en Londres entre los deportistas (150.000 para 10.500 deportistas), sabiendo que se gastaron todos y que aún así se batieron récords empiezo a pensar que lo sano no es hacer deporte, no, lo mejor y más fructífero es como dice Usain citando a su padre: no parar de darle caña al asunto.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados