Historias del porno 25 años de festival erótico

El Salón Erótico de Barcelona (SEB), la principal feria de las industrias del sexo que se celebran en nuestro país, llega este año a su 25 aniversario. Repasamos la trayectoria de este evento conocido en su día como Festival de Cine Erótico de Barcelona.

25 años del Salón Erótico de Barcelona
Paco Gisbert / Fotos: Jordi Puig (Archivo de ediciones anteriores del SEB) | 29/08/2017 - 9:11

En el verano de 1992, un grupo de mayoristas de venta de artículos eróticos decidió organizar una feria del sector en Barcelona, aprovechando el tirón internacional que había adquirido la ciudad a raíz de la celebración de los Juegos Olímpicos.

Se trataba de copiar un modelo de certamen que ya existía en Alemania y Holanda, en el que las grandes empresas de productos para adultos montaban un pequeño evento al que invitaban a minoristas y al público en general para vender sus excedentes casi a peso.

Los organizadores de aquella feria tuvieron la extraña idea de llamarlo ‘Festival de Cine Erótico de Barcelona’, pese a que no tenían ninguna intención de proyectar películas, probablemente porque algunos de los productos que pensaban exhibir y vender eran películas X y porque la denominación de festival de cine abría la puerta a subvenciones por parte del ministerio de cultura.

Para sorpresa general, aquel rimbombante nombre logró atraer a un buen número de medios de comunicación que, en una España en la que cualquier cosa que oliera a erotismo era susceptible de ser vendida en prensa, radio y televisión, vieron en aquel certamen la ocasión de generar noticias diferentes a las habituales.

 

Los años de Ponce

Como los mayoristas no sabían cómo gestionar la avalancha de peticiones de acreditación que recibieron y la demanda de programación cinematográfica que proyectaría el festival, contrataron como portavoz a José María Ponce, periodista especializado en porno que en aquellos tiempos tenía 38 años y dirigía las revistas ‘Chic’ y ‘Hustler, las únicas del mercado nacional que informaban sobre las novedades relacionadas con el cine X internacional.

25 años del Salón Erótico de Barcelona

 

Ponce no solo ejerció de portavoz y jefe de prensa en aquel certamen, celebrado a finales de septiembre de 1992 en el Poble Espanyol de Barcelona, sino que dotó al evento de un contenido cinematográfico aportando películas europeas gracias a sus contactos y trayendo al certamen a gente como Rocco Siffredi y Mario Salieri.

La primera edición del Festival de Cine Erótico de Barcelona se cerró con un notable éxito: un millar de personas pasaron por el reducido recinto en el que se celebró y tanto los expositores como los invitados hicieron negocio en sus encuentros, lo que los dejó más que satisfechos.

Al acabar el certamen, Josep Blanch, encargado del montaje de los stands y diseñador de los Ninfa, los premios que otorgaba el festival, se puso en contacto con Ponce para tomar las riendas del evento. Registraron la marca y se hicieron con un certamen que iba a crecer exponencialmente en los años siguientes.

 

La década dorada

Blanch fallecería dos años más tarde de forma repentina y Ponce asumió en solitario la responsabilidad de dirigir el festival durante cinco años, en los que el FICEB adquirió una importante notoriedad internacional, y por el que pasaron algunos de los grandes nombres del porno americano y europeo de la década de los 90, como John Leslie, John Stagliano, Ashlyn Gere, Nina Hartley, Kilye Ireland, Selen, Dalila, Roberto Malone, Sarah Young, Ginger Lynn o Marc Dorcel, entre muchos otros. Bajo el mandato de Ponce, el FICEB se trasladó a La Farga, en L’Hospitalet, en 1996 y llegó a alcanzar cifras de visitantes, acreditados y volumen de negocio que nadie podía prever solo un lustro antes.

25 años del Salón Erótico de Barcelona

 

En 1998, José María Ponce vendió los derechos de la marca Festival Internacional de Cine Erótico de Barcelona (FICEB) a la empresa Profei, por una cantidad simbólica. Después de adquirir también la parte del negocio que poseía la viuda de Blanch, Profei, una empresa dedicada a la promoción de ferias, asumió el control de uno de los eventos más importantes de Europa con la finalidad de convertirlo en un referente para el mundo de la industria de entretenimiento para adultos.

Y así fue hasta 2007, año en que se celebró la última edición del FICEB en Barcelona, que tuvo un extraño epílogo con la edición de 2008, celebrada en Madrid. Tras un 2009 sin FICEB, en 2010 nació, también de la mano de Profei, el Salón Erótico de Barcelona (SEB), que este año celebrará sus 25 años de historia en una edición que también es la número 25 si sumamos las del FICEB y las del SEB.

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Reconciliamos y desnudamos a Sofía y Suso, la pareja más ardiente de 'Gran Hermano 16'
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados