Esto pasa A esto juegan los españoles en la cama

A los españoles les gusta jugar en la cama. Les entusiasman los lubricantes, les motivan mucho las bolas chinas y se lo pasan en grande con alargadores de pene, vibradores y dildos. Tenemos un estudio que lo demuestra.

Juguetes sexuales
Álvaro García Montoliu | 17/01/2018 - 14:01

13 años sirviendo a los españoles juguetes sexuales de diversa índole desde luego dan datos suficientes como para conocer los hábitos de consumo en materia erótica de los habitantes de esta grandísima nación.

De ahí a que la empresa de juguetería erótica Amantis se haya lanzado a publicar un pormenorizado estudio en el que analizan los datos de hasta 300.000 pedidos realizados en su portal en más de una década para terminar con una radiografía global y completa de los vicios ibéricos.

Del estudio se extraen rotundas conclusiones, como el caso de que, por mucho que el Barça aventaje al Real Madrid en 19 puntos, en asuntos de cama, los madrileños ganan por goleada a los catalanes.

Y es que Madrid es la comunidad autónoma donde se consumen más juguetes eróticos, pues hay 12 pedidos por cada 1.000 habitantes. Cataluña apenas llega a la mitad, situándose en la media nacional. Peor lo tienen en zonas calientes (por temperatura) como Canarias, Murcia y Extremadura, que solo realizan tres o cuatro pedidos por cada 1.000 habitantes.

 

Las razones de un consumo desbocado

Todo esto tiene una explicación que no tiene tanto que ver con la fogosidad de los habitantes sino con sus posibilidades económicas, y es que precisamente coincide que las comunidades autónomas con mayor renta por cápita son las que más consumo tienen, con las excepciones de la ya citada Cataluña y Navarra.

Juguetes sexuales

 

En cuanto al producto estrella para los españoles, ese es sin lugar a dudas el lubricante de agua o lubricante íntimo, un must en las camas de los españoles. No andan a la zaga los vibradores sexuales sumergibles, que consiguen colarse en el segundo cajón de este particular podio erótico. Lo completan los vibradores y lubricantes anales.

En este sentido, encontramos datos curiosos. Por ejemplo, los gallegos son unos fanáticos de los vibradores punto G, los habitantes de las Islas Baleares apuestan por los dildos anales y en las camas de los vascos no faltan nunca los lubricantes anales.

Yendo a productos más específicos, las bolas chinas son un éxito de ventas en Madrid, la indumentaria bondage pega fuerte en Asturias, Cataluña y Galicia, los dildos dobles despiertan un extraño fanatismo entre los manchegos, los valencianos apuestan por los desarrolladores de pene y en Andalucía ponen a cien los dildos gigantes.

En fin, ¿crees que te representan estos datos?

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Violeta (MYHYV): "En el sexo soy egoísta, busco mi propio placer".
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados