Coalición Canalla Cinco clubes berlineses

Lejos de pasar de moda, Berlín se consolida como una de las capitales mundiales de la farra, con nuevos locales, legislación flexible y cientos de fiesteros. He aquí los cinco clubs que, hoy por hoy, cortan el bacalao.

Clubs de Berlín
Luis Landeira | 13/04/2016 - 9:44

Berlín es un inmenso club. Cada fin de semana, miles de jóvenes entran en la ciudad en busca de diversión pura y dura. Y es que, además de tener algunos de los mejores clubs del mundo, la ciudad disfruta de las mejores infraestructuras y las leyes más permisivas del mundo, que facilitan la vida de los noctámbulos.

Así, mientras en el resto del Europa cierran locales y ponen multas, en Berlín han aprobado una ley que protege el clubbing: a partir de este mes, quien quiera construir apartamentos, carreteras, hoteles o lo que sea, tendrá que hacerlo lejos de los clubes, para no entorpecer la diversión de los fiesteros. Como debe ser.

Y aún en los casos excepcionales en los que se aprueben las obras, la insonorización del edificio correrá a cargo del constructor. Así las cosas, Berlín será, más que nunca, un gran fiestón. Y nosotros lo celebramos hablando de sus cinco discotecas más recomendables. ¡A pasarlo bien!

 

BERGHAIN

Abierta desde 2004, esta meca del techno está en el edificio de una antigua central eléctrica, y su austero diseño está distribuido en una pista principal con techo de 18 metros de altura y, arriba, un bar llamado Panorama, con su propia programación. Más que los dj’s, aquí las estrellas son los porteros, pues entrar en el club es harto complicado: con decir que no dejaron pasar a Paris Hilton

Berghain

 

WATERGATE

Otro de los clubs más prestigiosos de Europa, que tiene el mismo defecto que el Berghain: el difícil acceso; entre otras cosas, aquí te exigen que no vayas demasiado peripuesto y que te sepas los nombres de los dj’s. Haz un esfuerzo, porque vale la pena entrar y bailar el mejor techno de la ciudad mirando por esos inmensos ventanales que ofrecen deslumbrantes vistas del río Spree.

Watergate

 

TRESOR

Es una buena alternativa a los dos primeros, no porque sea mejor, sino porque es más fácil entrar. Los seguidores de esta sección ya conocerán este club construido en 1991 en un viejo búnker de la Segunda Guerra Mundial, y trasladado en 2007 a una antigua central eléctrica. En su pista subterránea suena el techno más bruto, servido por Skurge, Juan Atkins o Terrence Parker.

Tresor

 

STATTBAD

Como estamos viendo, en Berlín se estila mucho el reciclaje de edificios antiguos. Y he aquí otro caso: el de este multiespacio construido en 2001 sobre una vieja piscina olímpica que data de principios del siglo XX. El local alberga todo tipo de performances y exposiciones, pero también apoteósicas sesiones de clubbing. Resulta curioso y ballardiano, lo de bailar en una piscina vacía.

Stattbad

 

CLUB DER VISIONAERE

Es quizá el club más excéntrico de la lista, que ya es decir. Situado en un antiguo embarcadero lamido por el río, tiene las mejores vistas y es un soplo de naturaleza y aire fresco para la claustrofóbica escena techno berlinesa. Aquí puedes bailar al aire libre en sesiones orquestadas por dj’s que apuestan por los sonidos más minimalistas. Es barato y un inmejorable plan de primavera.

Club Der Visionaere

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Nerea Garmendia: "Me encanta que me sorprendan en el sexo y en la vida"
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados