Coalición Canalla: Alegra Lounge, los ricos también bailan

Tiramos la casa por la ventana: nos dejamos caer por el local donde comen, beben y se divierten los multimillonarios de Dubai.

Mucha niña mona
Luis Landeira | 16/04/2013 - 10:56

“Edifiquemos una ciudad y una torre cuya cúspide llegue hasta el cielo”. Esta era, según la Biblia, la pretensión de los insensatos que intentaron construir la Torre de Babel. Pero, como todos sabemos, Yahvé les aguó la fiesta haciendo que hablaran cada uno un idioma, dando así al traste con tan ambicioso proyecto.

Muchos siglos después, en enero de 2010, se inauguró en el Emirato Árabe de Dubai el rascacielos Burj Khalifa que, con una altura de 828 metros, se convirtió en la estructura más alta jamás construida por el ser humano. Un flamante desafío a los dioses que alberga en su interior uno de los clubes más exclusivos del mundo: el Alegra Lounge.

En la cima del mundo

Integrado en el hotel Al Murooj Rotana, el Alegra Lounge es uno de esos lugares cuya decoración funciona como un portal interdimensional. Desde que pones el pie en uno de sus 300 metros cuadrados, te sientes transportado a la quinta dimensión del lujo asiático, gracias a una iluminación, un diseño, un ambiente y unos aromas muy especiales.

En Alegra alucinas. Son los efectos secundarios de su magmática iluminación, sus masas de cristal y sus pantallas LED. Servidas por virtual jockeys, las proyecciones en 3D se sincronizan con los sonidos pinchados por cotizados dj’s de house y R’n’B como Fredwreck, la playmate Roxanne Dawn o las despampanantes gemelas DJ Twins.

Una obra maestra como Alegra sólo podía ser obra del estudio Mister Important, orquestado por el premiado genio del diseño Charles Doell, responsable también de otros templos del lujo de la talla del W Hotel de San Francisco o el Vanity de Las Vegas. En este marco incomparable (por una vez, el tópico está plenamente justificado), es difícil no sentirse en la cima del mundo.

Platos españoles y tragos ucranianos

Siguiendo las últimas tendencias noctámbulas, Alegra dispone de un buen restaurante. Su chef sirve una excelente cocina española de fusión que merece la pena probar. ¿Una recomendación? Las albóndigas de cordero trufado están de rechupete. Por cierto, aunque el club abre hasta las 3 de la madrugada, el restaurante cierra a las 12.

Tras los postres, ya podemos pasar al bar, que tampoco es moco de pavo: se trata del único local de la ciudad especializado en chupitos. Tú le dices al bartender el sabor que te apetece, y él se encarga del resto. Por supuesto, también tienen cócteles, mezclados con mano maestra y acrobacias vertiginosas por maestros como el ucraniano Sergio Budiak, al que puedes ver en acción aquí.

Esto es Dubai. El público de Alegra está formado, pues, por nuevos ricos, financieros, modelos, mafiosos y demás fauna VIP. Abundan las beldades, cuya presencia se fomenta con noches especiales en las hay barra libre para ellas… siempre y cuando lleven una determinada prenda. Por ejemplo, un vestido blanco y cortito. No apto para cardíacos.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados