Coalición Canalla: Bed Supperclub, cita en Bangkok

Pasamos una noche cualquiera en el restaurante-discoteca más sofisticado y divertido de la capital tailandesa.

Bed Supperclub
Luis Landeira | 21/08/2013 - 10:57

¿A qué esperas para ir a Bangkok?

La capital de Tailandia es desde hace unos meses el destino turístico más visitado del planeta (como lo oyes), y cuenta además con la mejor vida nocturna de todo el sudeste asiático. No en vano, esta ciudad inmensa y demencial (en el mejor de los sentidos) no duerme nunca, de manera que en ella es perfectamente posible salir de marcha loca las 24 horas del día, los siete días de la semana. Hay bares, lounges, terrazas en rascacielos, música en vivo, lupanares y, por supuesto, discotecas.

El último grito en discotecas tailandesas son los clubes multiusos como el que nos ocupa. El Bed Supperclub es un espacio poliédrico donde es posible tomar el aperitivo, cenar, bailar, beber copas y hasta echarse una cabezadita si el sueño puede contigo. Un local cuyo lema es “quítate los zapatos y métete en la cama” no puede ser malo.

Una odisea del espacio

Entrar en Bed Supperclub es como subirse a una nave espacial. Y no sólo por su edificio con forma de hangar cilíndrico, sino también por su decoración “total white”, obra del estudio Orbit… y por ese equipo de relaciones públicas y camareras ataviadas con finísimos pareos: tan elegantes y esculturales que parecen de otro planeta.

En este futurista ambiente, tan cerca de ‘2001’ como de ‘La naranja mecánica’, podemos degustar una “cena en la cama”, donde se funden gastronomía, arte, teatro y clubbing. Así, mientras degustas platos preparados por el chef Edoardo Bonaltova, te entretienes contemplando performances, escuchando conciertos o catando con los ojos vendados.

Dado el origen italiano del chef, en los fogones del Bed se cuece una exquisita mezcla de cocina mediterránea y asiática. Prueba, por ejemplo, su filete de Wagyu al grill con salsa de vino tinto y ratatouille en compota de manzana. Y, de postre, elige algo fuerte, como el chocolate negro fundido con salsa de amaretto moche y helado caramelizado. Delicioso.

La noche de las modelos vivientes

Tras la cena, muchos comensales se levantan de sus camas y pasan al bar a tomar un cóctel que les ayude a hacer la digestión; mientras tanto, echan un ojo a las filigranas plasmadas en las paredes por los videojockeys y a la pista, que está en el piso de abajo. En ella siempre hay más chicas que chicos. No hay que olvidar que estamos en Tailandia.

En los bafles suena house, funk, R&B, pop y todo tipo de sonidos servidos por dj’s de excepción. Hay que tener en cuenta que en el Bed suelen pinchar titanes de la aguja como Gilles Peterson, Lisa Loud, Boy George, Lenny Fontana y un largo etcétera. Además, son muy recomendables las noches de los martes, consagradas al hip hop.

Pero, sin duda, la velada más increíble es la del miércoles: la Models Night, orquestada por un grupo de modelos profesionales que llevan las relaciones públicas del local durante esa sesión. No es más que una forma de embellecer el local y de paso poner aún más alto el listón femenino. Por algo dicen que Bangkok es “la ciudad de los ángeles”.

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados