Coalición Canalla: Desire Resort, el paraíso liberal

Ahora que el calor no perdona, ¿qué mejor regalo que un tour virtual por este complejo hotelero de la Riviera Maya, donde parejas de todo el mundo acuden a satisfacer sus fantasías más morbosas?

Desire Resort
Luis Landeira | 30/07/2013 - 11:30

Solo adultos. Solo parejas. Ropa opcional. Ambiente exclusivo. Todo incluido. Con estas cinco pinceladas, los responsables de Desire Resorts nos dejan muy claro de qué va su invento: un entorno lujoso y “liberal” para parejas abiertas a todo tipo de experiencias, tanto vacacionales como sexuales. Es decir, “lo que surja”.

Y es que resulta mucho más fácil relajarse y dejarse llevar en la Riviera Maya, un edén situado al sureste de México, en plena costa caribeña, que se ha convertido en una de las mecas del turismo mundial. Aquí, el visitante busca sol, mar, lujo y todo tipo de diversiones para adultos. Y eso es, precisamente, lo que ofrece el Desire Resort & Spa.

El hotel de los líos

Gracias a su ubicación, cerca de Puerto Morelos (un pequeño pueblo pesquero a 20 minutos del aeropuerto de Cancún) el Desire Resort ofrece una total discreción a sus clientes. Sus instalaciones incluyen cuatro restaurantes de lujo, seis bares y una discoteca. Además, disponen de gimnasio y un spa con sauna y menú de tratamientos.

Aquí, las parejas se mueven como peces en el agua. Sobre todo en las zonas más calientes: la piscina nudista y la terraza-jacuzzi para varias parejas con bar dentro y fuera del agua… En estos espacios, los residentes van como Dios los trajo al mundo; se miran, se dejan mirar, interactúan y el deseo carnal va subiendo cada vez más la temperatura.

Pero no debemos confundir el Desire con un convencional club de intercambios. Se trata de un hotel para swingers, pero que tiene sus reglas. Todos los clientes deben ser mayores de 21 años y no está permitido el sexo en público. En todas las estancias, los clientes pueden acariciarse y rozarse, pero para pasar a mayores deben pasar a las zonas privadas.

Bienvenidos a la cúpula del placer

Llega el momento de internarnos en los espacios comunes del resort donde se permite “hacer el amor” de forma indiscriminada. A saber: el Hotel Lounge, el Jacuzzi Lounge y el Play Lounge. Este último, un verdadero “cuarto de juegos” lúbricos, está equipado con todo lo necesario para largas sesiones de sexo. En él se montan verdaderas bacanales.

En la playa también se producen numerosos encuentros sexuales. Como dice uno de los recepcionistas, “aunque aquí nadie está obligado a nada, la mayoría de las parejas vienen a lo que vienen. Si quisieran simplemente practicar naturismo o estar en plan luna de miel, podrían irse a otros resorts de la Riviera Maya, más baratos o con un precio similar”.

En el Desire, los precios oscilan entre los 126 y los 317 euros por día y persona, y los 847 y los 2.219 euros por semana y persona. No es caro, teniendo en cuenta que está todo incluido y, además, ahorras un tiempo precioso. Porque en este microcosmos ya sabes que todos buscan lo mismo: morbo vacacional sin tabúes. Sexo químicamente puro.

Desire Resort Desire Resort Desire Resort Desire Resort Desire Resort Desire Resort Desire Resort Desire Resort Desire Resort

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados