Coalición Canalla: El Plata, cabaret ibérico

Shows eróticos, boys, vedettes, coplas, DJs y mucha pedrería. Damas y caballeros, bienvenidos a este histórico antro de Zaragoza reinventado por el insigne Bigas Luna.

El Plata, cabaret ibérico
Luis Landeira | 21/01/2013 - 19:15

El Plata es un lugar atrevido, no en balde es un cabaret,pero se significa por un deseo de belleza y un erotismo elegante”. Son palabras del cineasta Juan José Bigas Luna, director artístico de uno de los lugares más divertidos de la noche zaragozana que, a partir del 24 de enero, presenta su nuevo espectáculo.

En él se atenta contra el sexto mandamiento con todo tipo de actos impuros: acrobacias lúbricas, desfiles obscenos, jotas al desnudo, showgirls tipo Las Vegas, performances con efectos especiales acuáticos, parodias explosivas y, por supuesto, stripteases, tanto femeninos como masculinos. Todo un lujo ibérico.

El Plata es así

Ubicado en el número 23 de la calle 4 de Agosto, en el disoluto barrio de El Tubo, El Plata tiene una historia casi centenaria que se remonta a 1920. Ese año, en este mismo local, se abrió La Conga, un club en el que un puñado de “señoritas de la vida” bailaban con los parroquianos a cambio de 25 céntimos.

A principios de los años 40, el local se transformó en café cantante, adoptando el definitivo nombre de El Plata. Por ahí desfilaron grandes artistas de la copla y la revista, como Encarnita Montoya, Luisita Teruel, el negro Tonson o las hermanas Castillo cantando aquello de “¡qué me dejo tu amor, que no fueran pesares!”.

Fantasías perversas de ayer y hoy

Tras muchas décadas de rodaje, en 1992 El Plata cerró sus puertas y entró en una larga etapa de reformas. Durante 16 años, dos eminentes arquitectos trabajaron a las órdenes de la dueña del local, Joaquina Laguna, para rehabilitar el espacio respetando la construcción original.

Asimismo, la dirección artística fue encargada al cineasta Bigas Luna, que también desarrolló más de 100 sketches en colaboración con los intérpretes del local. El reto era mezclar géneros y estilos tradicionales con otros más contemporáneos. Marabú y látex. Techno y copla. Sal gorda y surrealismo. De esta forma, se captaría a nuevas generaciones de crápulas, sin necesidad de perder a los golfos de toda la vida.

Así, en el verano de 2008, coincidiendo con la Exposición Internacional de Zaragoza, El Plata volvió a abrir sus puertas, con una clásica pero renovada estética art decó: cristaleras, mesas de formica, molduras de escayola imitando mármoles, suelo de gres, zócalos, columnas con basas y espejuelos y un espectacular escenario con un mural tropical obra del pintor Pepe Cerdá. Un decorado perfecto para hacer el Mal.

Cinco sesiones para un local

Uno de los secretos del éxito de El Plata es su versatilidad. Aunque el espíritu es único e intransferible, se reparte en cinco sesiones muy diferentes:

-El Café del Plata: los sábados, a partir de las 16 horas, se monta un digestivo cabaret de sobremesa, pícaro y guasón, para los paladares más selectos.

-Las Tapas del Plata: también el sábado, pero ya a las 19:30 horas , se puede ver el espectáculo mientras se degusta una suculenta carta de tapas.

-El Cabaret del Plata: una cena de alto voltaje erótico, con los boys y las vedettes de la casa actuando sobre el escenario, sobre las barras y entre las mesas. Todos los días, excepto el domingo y el lunes, que echan el cierre.

-La Bomba del Plata: sólo los fines de semana, a partir de la 1, se organiza esta multitudinaria sesión golfa, con actuaciones indecentes y copazos selectos.

-El Plata Club: de 2:30 a 6:30, jueves, viernes y sábados, la sala muta en discoteca, donde los DJs te hacen bailar a ritmo de música dance (desde Tech-house a balearic beats) mientras contemplas increíbles shows llenos de magia y fetichismo.

En definitiva, El Plata es un cabaret polivalente, poliédrico y polígamo. Un lugar que cambia hora tras hora, para adaptarse a cada momento y a cada público, con el único objetivo de darle alegría al cuerpo y al alma. En este sentido, Bigas Luna comenta que “lo más bonito que me han comentado acerca de él me lo ha dicho un amigo artista, para quien el El Plata cura, porque sales del local y te sientes contento, lo que, en una época de crisis como ésta, es muy necesario”.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados