Coalición canalla: Florida 135, bailar hasta morir

En nuestro rincón fiestero, celebramos el 70 aniversario de la catedral española del techno apostando a muerte por sus fiestas salvajes.

Florida 135
Luis Landeira | 04/12/2012 - 16:05

Fraga, provincia de Huesca (Aragón). Población: 14.034 habitantes. Una de las mecas del clubbing internacional. Aquí pinchan los mejores dj’s del mundo y, cada sábado, cientos de vehículos cargados de fans salen de Zaragoza, Barcelona, Lleida y toda Europa, rumbo a la que es calificada por los expertos como “una experiencia única”, “más que una discoteca, un estilo de vida” o “la Catedral del Techno”: Florida 135. F135 para los amigos.

La prehistoria de F135 empieza en 1942. España estaba sumida en una oscura posguerra y rodeada por una sangrienta Guerra Mundial. Precisamente por eso, don Juan Arnau y su señora decidieron montar una sala de baile en su pueblo: para que la juventud meneara el esqueleto a ritmo de la orquesta y ligara y bebiera y fumara y no parara de reír, olvidando así por unas horas lo muy revuelto que andaba el patio.

Recetas de ayer y de siempre

Paro, desahucios, despidos, préstamos, recortes… En 2012, tampoco están las cosas como para tirar cohetes. Pero Florida 135 sigue ahí. Ofreciendo baile y diversión a los jóvenes… y no tan jóvenes. Aquí se juntan ya un par de generaciones de clubbers, por lo menos. “Entretenimiento de vanguardia”, les gusta decir a ellos. Baile, sexo, alcohol, drogas y música electrónica de postín para quitar las penas.

Entre 1942 y 2012, muchos cambios. De la orquesta al rock’n’roll; del pop al disco. Y del acid al techno. La sala ardió y resurgió de sus cenizas. Siempre en manos de la familia Arnau, pasó por varias remodelaciones hasta lograr su actual diseño: una suerte de villa futurista, ubicada en una dimensión paralela.

Ahora, en los fastos de su 70º aniversario, Florida 135 tira la casa por la ventana. Tras celebrar su cumpleaños, el pasado 1 de diciembre, con una brutal rave orquestada por el incansable pinchadiscos gabacho Vitalic, prepara cinco fiestones, cinco. A saber:

5 de diciembre: Apokaliptica XXL 3.0: la party más bestia y hardcore de Florida. Espectáculos satánicos, explosiones, decorados infernales y musicón de Tabi Skull, Triple Religion, Frank Kvitta y Mat Weasel Busters y otros ases del techno extremo.

8 de diciembre: John Lagora de Westfalia y Mladen Tomic de Bosnia llegan al F135 para montar una noche loca de techno, house y otros inventos. Completan la formación Andrés Campo y Julien Daraus. ¡Los 4 fantásticos de la electrónica!

15 diciembre: Festival Singermorning (o sea, “cantamañanas” en inglés macarrónico), una bacanal “happy” pero apocalíptica llena de payasos, zancos, confeti, globos, disfraces y música electrónica servida por el dúo Supernova, Oscar Aguilera y De la Swing, entre otros. Para reír.

22 diciembre: Chase & Status, dúo de productores británicos (célebre por haber trabajado con Rihanna, Dizziee Rascal o Cee Lo Green) llegan en limusina blanca al Florida para ponerlo patas arriba con su dubstep rompepistas.

31 diciembre: fiestón de 10 horas para despedir el año. Presidido por el cotizadísimo Ben Sims, uno de los reyes del techno tribal londinense, y por Dj Murphy, enfant terrible brasileiro que trufa su techno sabrosón con samples, scratches y synths de lujo.

Es, sin duda, el planazo de la temporada: dejar plantada a la familia y pasar la Navidad en el Florida 135, siguiendo el sabio consejo de Tino Casal: “bailar sin fin, bailar hasta morir”.

 

 

 

 

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados