Coalición Canalla: Green Valley, así baila Brasil

Viajamos a Camboriú para visitar este techno club “ecológico”, considerado como el mejor del mundo por la revista especializada ‘DJ Mag’.

O club nº1 de Brasil
Luis Landeira | 02/04/2013 - 13:12

Ubicado en el estado brasileño de Santa Catarina, Camboriú es un pueblo con poco más de 60.000 habitantes. Un paraíso que vive de la ganadería, la pesca y el turismo rural. Sorprende, pues, encontrarse aquí Green Valley, la discoteca más grande de América, con una capacidad para más de 8.000 cuerpos. Con o sin alma.

Pero conviene advertir que Green Valley no es una discoteca cualquiera. Sí, sus fiestas son celebraciones del hedonismo, la ebriedad, el amor y la música electrónica; pero siempre respetando el entorno natural. Un lugar extraordinario, casi irreal, que ha merecido el premio 2013 al Mejor Club del Mundo del prestigioso DJ Mag.

Lo más curioso es que todo empezó como un experimento: con la idea de maridar electrónica y naturaleza, en el año 2006 se idearon tres eventos orquestados por Life is a Loop, Infected Mushroom y DJ Tiësto. El éxito fue tan apoteósico, que sus promotores decidieron convertirlo en un club permanente. Y hasta hoy.

Eco disco

Green Valley, la discoteca, abrió sus puertas en noviembre de 2007. El proyecto se puso en manos de eminentes arquitectos, que integraron interiores y exteriores, logrando una perfecta fusión del club con su entorno: lagos, pistas, colinas, luces, vegetación, cabinas de dj, playa, carpas, palmeras… En definitiva, un club conceptual de exótica apariencia.

Bailar en este espacio es como sumergirse en la ballardiana película ‘Naves misteriosas’ (Silent Running, Douglas Trumbull, 1972), protagonizada por tres naves espaciales botánicas situadas en la órbita de Saturno. Recorriendo sus pasillos y pasarelas, te sientes transportado a un futuro “ecológico”, tan deseable como imposible.

El área principal del club se encuentra al aire libre, aunque también hay cinco ambientes más, incluida una zona VIP frecuentada por modelos, futbolistas y demás celebrities. Su brutal aforo le permite, además, albergar eventos masivos como el Festival de Música Electrónica de Camboriú, que congrega a los mayores titanes del techno universal.

Monstruos de los platos

Teniendo en cuenta lo incomparable del marco y lo espacioso del local, no es raro que los mejores dj’s del mundo se mueran por venir a Green Valley. No en vano, entre sus habituales están grandes nombres como Bob Sinclair, Carl Cox, David Guetta, Erick Morillo o Paul Oakenfold. Vamos, la flor y nata del techno mainstream.

Tampoco es raro ver por aquí a Fatboy Slim: en su último sarao carnavalesco, el pasado febrero, transformó el club en un festival de figuras fosforescentes y efectos multicolores. Entre los próximos eventos, destaca la sexta edición de “House Beach”, fiesta con dress code blanco y piscina, aderezada con música de Chris Lake. Será el próximo 13 de abril.

Otra sesión inminente es la del 30 de abril, caldeada por los locales Maestros do Tomorrow y amenizada por el afamado dúo belga de tech house Dimitri Vegas & Like Mike. Ya lo dice su nada discreto flyer: “Señoras y señores, Brasil es la orgullosa tierra del samba, del fútbol y ahora, con Green Valley, también de la música electrónica”.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados