Coalición Canalla La Candelita, un oasis caribeño en Madrid

¿Estás compuesto y sin planes? ¿Te has quedado varado en la capital? Pues tenemos la solución a tus penas: una cantina caribeña en plena urbe donde se puede comer, beber y, tal vez, ligar.

La Candelita
Luis Landeira | 06/08/2015 - 11:06

Madrid en primavera, otoño e invierno es una ciudad vibrante y divertida. Pero en pleno verano, cuando las temperaturas rebasan los 40 grados, se convierte en algo muy parecido al infierno en la tierra.

Para todos los que, por ocio o por negocio, deben permanecer pegados al asfalto en estas tórridas fechas, hemos encontrado un verdadero oasis: se llama La Candelita  y es una cantina caribeña que dará un soplo de aire fresco a tus noches de “rodríguez” en una de las capitales más cálidas de Europa.

 

Frescor salvaje del Caribe

En cuanto atraviesas la puerta de La Candelita (calle Barquillo, 30) te sientes transportado al Caribe. El aire acondicionado y los benditos ventiladores se ocupan de emular la brisa marina. Y la decoración de estilo colonial, inspirada por las mejores cantinas de La Habana, te hace sentir como en primera línea de playa.

El responsable del ambiente y el estilo del local es el prestigioso decorador Nacho García de Vinuesa. Combinando maderas recicladas, lino, bambú, vegetación, santos indígenas y ventiladores de hoja de palma, el interiorista ha logrado fundir el estilo caribeño con la vanguardia estética actual.

Este verano, el ambiente de La Candelita es más cosmopolita que nunca. Turistas suecas perdidas en la urbe, ejecutivos en busca de relax y hasta alguna que otra celebrity: el otro día andaba por allí Boris Izaguirre. Una de las claves del éxito de este espacio son sus tres ambientes donde puedes comer y cenar, pero también degustar un cocktail afterwork, tomar las primeras copas de la noche o asistir a pequeños conciertos.

 

El secreto está en la barra

Pero la razón fundamental para dejarse caer por La Candelita es, sin duda, su amplia y surtida barra. Nico, el carismático barman del local, prepara con mano maestra cócteles clásicos, tropicales y de inspiración propia. En su botillería, brillan más de 50 referencias de rones Premium, entre ellas, codiciadas exquisiteces como Santa Teresa 1796 y Carúpano Aniversario.

En cuanto a los cócteles, conviene catar los mojitos de fresas y de naranjas y los daiquiris de mango y de maracuyá y jengibre. Pero la estrella de la barra es la piña colada, cóctel caribeño por excelencia que el barman de La Candelita ha reinventado y purificado, utilizando ingredientes de alta calidad.

Y si te apetece picar algo, te recomendamos maridar la piña colada con unas deliciosas arepas de pernil, pabellón o reina pipiada. O, si no, cualquier cosa de su carta está buena: desde el ceviche de corvina con leche de coco hasta los tequeños de queso blanco criollo.

En fin, que aquí en La Candelita estarás tan a gusto que no querrás irte nunca de vacaciones.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados