Coalición Canalla: La Maison, clubbing en Roma

Te contamos lo que hay que saber sobre una de las discotecas más elegantes y exclusivas de la “ciudad eterna”, cuya zona VIP es frecuentada por Brad Pitt, Naomi Campbell o Leonardo DiCaprio.

El vértigo del escote
Luis Landeira | 05/02/2014 - 10:00

En pleno centro histórico de Roma, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se encuentra Parione, el sexto de los 22 distritos en que se divide la ciudad.

Se trata de un pequeño y señorial barrio, que alberga la Navona, una de las plazas más famosas de la ciudad, así como numerosos edificios y esculturas de inmenso valor artístico.

Muy cerca, está Vicolo dei Granari, una pequeña callejuela bien conocida por los crápulas más exquisitos de la ciudad y del mondo entero. Porque aquí, en el número 3, se alza el club La Maison.

Desde su apertura en el año 2001, La Maison se ha convertido en el-lugar-donde-hay-que-estar para los pijos y famosos que pululan por Roma. Veamos el por qué.

 

Espejos, cristales y terciopelo púrpura

La puerta de La Maison es, por supuesto, complicada: difícil franquearla un viernes o un sábado si no estás en lista. Pero merece la pena el esfuerzo. Además, pocas discotecas del mundo se encuentran en un entorno tan espectacular, con el Castel Sant Angelo por un lado y la cúpula del Vaticano por el otro. En verano, su terraza provoca stendhalazos.

El pequeño y oscuro hall de entrada da paso a una escalera que nos lleva a la sala principal del club, con una pista de baile inmensa con paredes rojas, llena de gente guapa bailando bajo bolas de espejos y arañas de cristal. Y para los que quieran charlar o descansar, existe una segunda sala, con sofás de terciopelo púrpura y una barra auxiliar.

En cuanto a las copas, conviene tener en cuenta que en Roma no es recomendable pedir combinados, ya que son flojos en cantidad y calidad. Es mejor optar por un cóctel. En La Maison, están de muerte las margaritas y las caipirinhas, aunque el precio puede quitar la sed a los bolsillos menos boyantes: 15 euros. Y que conste que no es demasiado caro… para tratarse de Roma.

 

Entre VIPs anda el juego

Dirigido por Tony Millepanini, el visionario promotor que montó clubes tan legendarios como Le Terraze, Casina Valadier, Le Bain o Conny’s, La Maison tiene un toque de clase y distinción que atrae a una clientela de modelos, pijos, deportistas, jetsetters y también superestrellas como Brad Pitt, Naomi Campbell, Lenny Kravitz o Leonardo Di Caprio.

La música que más suena en la Maison es negra y urbanita: hip hop, R&B y pop mainstream mandan en la pista, mientras que el ambient electrónico acaricia el lounge y la zona VIP. Los dj’s residentes, Valerio Marzano, Max Rezzonico y Pietro Garbasso, se ocupan de los platos, aunque también hay sitio para pinchadiscos y grupos invitados.

La juerga se extiende hasta las 6 de la mañana que, tratándose de Roma (una ciudad donde casi todo cierra a las 2) es una hora completamente intempestiva. Llegados a ese punto, daremos por concluida nuestra jornada de investigación canalla y nos iremos con la música a otra parte. ¡Arrivederci, Roma!

Copa y pareja A beber, que son dos días Coreando el hit del momento Desparrame en La Maison El ritmo de la noche El vértigo del escote Gatitas en la barra Grupo salvaje Levantamiento de mujeres, el deporte oficial Ligoteo pansexual en la pista Pasándolo como enanas Puro hip hop en la cabina Sesión lounge ¿Te gusta mi amiga?

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados