Coalición Canalla: Le Titty Twister, la discoteca de moda en París

¿Quieres pasar una noche loca de verdad? Pues cruza los Pirineos con nosotros para entrar en el club más glamouroso y tarantinesco de Europa, donde puedes tropezarte con Jessica Alba, Mick Jagger o Leonardo DiCaprio.

No comment
Luis Landeira | 15/01/2014 - 11:57

Como todos sabréis, Studio 54 fue una mítica discoteca neoyorquina, abierta entre 1977 y 1986, donde carismáticos “don nadies” se mezclaban con ricos y famosos, en una exuberante orgía de sexo, drogas y música disco. El club tuvo una influencia definitiva en la vida nocturna mundial y hasta inspiró una película, titulada ’54’ y estrenada en 1998.

Pues bien, salvando las distancias, tal vez lo más parecido que hay en la actualidad al Studio 54 sea Le Titty Twister, club parisino que se ha convertido en una de las mecas del crapuleo universal y que atrae por igual a celebrities y a noctámbulos empedernidos. Por supuesto, nosotros no podíamos ser menos. Y para allá que fuimos.

Entre Tarantino y Louis Vuitton

En el diario Le Figaro escribieron sobre Le Titty Twister que “en ocasiones evoca la atmósfera irreal de un cuadro de Edward Hopper”. Algo de eso hay, aunque el ambiente también tiene una gran carga de glamour parisino y de canalleo tarantinesco: no en vano, en la película ‘Abierto hasta al amanecer’ el bar se llamaba también así: Le Titty Twister.

Lo cierto es que la decoración de este local de 500 metros cuadrados ha deslumbrado incluso a los curtidos ojos de los periodistas de ‘W Magazine o ‘Vogue Paris’, gracias a sus sillones Chesterfield, su barra flamígera, sus calaveras de alces, sus frases de neón rojo o el puño americano y las esposas gigantes diseñadas por el artista Phillippe Pasqua.

Si a todo esto añadimos una tenebrosa iluminación, un billar, máquinas de pinball y mucho ladrillo, tenemos un local que no desentonaría en el Village. Y entonces comprendemos cómo, en poco más de un año, este antro de luxe se ha convertido en la sensación mundial, ganándose el título de ‘Underground Hang Out Bar’. Con mayúsculas.

Los VIPS también bailan

Otro de los grandes atractivos de Le Titty Twister es su variopinta clientela. Aunque no es fácil estar en la lista de puerta, aquí entran modernos, góticos, rockeros, moteros, modelos, ricos, pobres, feos, guapos, gays, heteros, transexuales y hasta marcianos.

Sus precios tampoco son elitistas: cierto que hay cócteles de 150 € y botellas del selecto champán ruso Cristal (tan caro, que da cosa decir el precio); pero una Coronita vale 9 pavos. Y El Diablo, explosivo cóctel de mezcal, chile y pepino, 17.

Como en el Studio 54, los famosos que vienen al club se mezclan con los demás clientes, entre otras cosas porque no existen reservados. Por aquí suelen parar celebrities como Mick Jagger, Jessica Alba, Jude Law, Naomi Campbell, Leonardo DiCaprio, Nicole Richie, Lenny Kravitz o Jamie Foxx, que llegan atraídos por la legendaria reputación del local.

Y luego está la música. Porque no en todos los clubes actúan monstruos del calibre del maestro del hip hop DJ Premier, el titán techno Maceo Plex o Beth Ditto, la cantante de The Gossip. En definitiva, que a Le Titty Twister solo le falta una cosa para ser perfecta: abrir hasta el amanecer, puesto que cierra sus puertas a las 5 de la mañana. Pero siempre nos quedarán los after hours. Por ejemplo, Le Zorba, que abre precisamente a las 5, sirve buenos tragos a precios de risa y tiene también luces de neón.

  • Imprimir
  • Enviar por e-mail
Este mes, en 'Primera Línea'
Janice Griffith: La actriz porno fumeta que odia el sexismo y el racismo
Este mes, en 'Primera Línea'
publicidad
publicidad
Búscanos en Facebook
publicidad

© Ediciones Reunidas, S.A. | Todos los derechos reservados